El equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de El Espinar aprobó en solitario en el último pleno el plan de ajuste requerido por el Gobierno para que le sea concedido un crédito a largo plazo (diez años) por el importe de las facturas que tiene pendientes el Ayuntamiento con los proveedores y que ascienden a unos 884.000 euros a fecha del 31 de diciembre de 2011. En esta operación de crédito se incluyen también los proveedores de la fábrica de maderas, con lo que la cifra total suma 990.851,34 €. Así, los proveedores incluidos en ambas relaciones de facturas deberán comunicar al Ayuntamiento su deseo de acogerse a esta forma de pago antes del 22 de abril.

Según informa el Consistorio, el objetivo del Plan de ajuste es “lograr el equilibrio entre ingresos y las obligaciones de pago”. Así, insiste Alcaldía, con esta medida se persigue garantizar el cobro de las deudas contraídas por los proveedores de la administración local, entre ellos muchas PYMES y autónomos, puesto que el retraso en los pagos de las administraciones a los proveedores por la situación de la tesorería ha afectado a su vez a la liquidez de las empresas. Con la concesión del crédito, una vez saldada la deuda con los proveedores se acortarán los plazos de pago.

 

Un presupuesto muy ajustado

El equipo del Gobierno, el Partido Popular, asegura que este plan de ajuste corresponde con los criterios ya trasladados en la redacción del presupuesto municipal. En este sentido, las medidas correctoras en cuanto ingresos descansan en las indicaciones legislativas ya anunciadas por el Gobierno en el aumento del IBI para la corrección del déficit público y para los periodos impositivos 2012 y 2013, que será del 10 por ciento como consecuencia de una ponencia de valores total aprobada con anterioridad al año 2002. En el caso de El Espinar la última revisión se practicó en 1997.

Paralelamente, el municipio ha iniciado una inspección catastral sobre los inmuebles urbanos sitos en el término municipal. Sus trabajos consisten en detectar altas por obra nueva, rehabilitaciones que supongan modificaciones sustanciales de los inmuebles, etc. Estas las labores de inspección y la incorporación de nuevas unidades tendrán su reflejo también en el aumento de unidades en los padrones de tasas municipales por prestación de servicios tales como basura, agua y alcantarillado.

En materia de gastos, las medidas correctoras se basan en una reducción de gastos de personal del Ayuntamiento con la amortización de plazas de plantilla no cubiertas, la reducción de horas extras y del complemento de productividad así como la reducción de puestos con carácter temporal, salvo en supuestos excepcionales como puedan ser los relacionados con la prestación de servicios esenciales.

La segunda media de corrección se aplicará a la reducción de gasto corriente al objeto de reconducirse hacia un mayor control y racionalización. Los conceptos afectados son los relacionados con reparaciones, mantenimiento, suministros y gastos corrientes discrecionales de las correspondientes concejalías.

El objetivo fijado en el Plan de ajuste se cumple a su finalización en el ejercicio 2022 al pasar de necesidad a capacidad de financiación de las principales medidas de ajuste descritas sobre los ingresos y gastos presupuestarios.

El equipo de Gobierno considerada justificada esta operación porque, insisten, “los fondos de tesorería no cubrían todas las obligaciones de pago a 31 de diciembre de 2011”. “Para poco realista ya estaban los presupuestos aprobados por el anterior equipo de Gobierno socialista, que de forma poco responsable cuadraba los gastos inflando de forma irreal partidas de ingresos, como las del impuesto de obras o las de las tasas por licencias urbanísticas en un período en el que la actividad descendió drásticamente”, critican.