El Equipo de Rescate en Intervención en Montaña (EREIM) que la Guardia Civil tiene en la localidad segoviana de Riaza ha realizado 106 rescates, con un total de 230 auxilios en sus 22 años de existencia. Además ha prestado otros muchos servicios humanitarios. Así lo puso de manifiesto el equipo especialista durante la jornada de demostración realizada hoy en el puerto de la Quesera, una zona de la Sierra de Ayllón, cerca del límite de las provincias de Segovia, Guadalajara y Soria.

El Ereim con base en Riaza se creó en 1989, con el fin de dotar a la provincia de una unidad especializada en tareas de rescate, que se vio intensificado con la puesta en marcha de la estación de esquí de La Pinilla. Desde su base también presta servicios en otras provincias, como Soria y Guadalajara.

Los efectivos, junto con los del Servicio Aéreo de la Guardia Civil realizaron hoy prácticas de socorro y evacuación en el puerto de La Quesera. Las actuaciones tienen como objetivo perfeccionar sus conocimientos de rescate en montaña y aplicar nuevas técnicas. A las demostraciones asistió la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo, acompañada del teniente coronel de la Guardia Civil Juan Miguel Jiménez.

La subdelegada subrayó “la importancia de este tipo de prácticas para que los agentes cuenten con la mejor preparación y coordinación posible a la hora de rescatar a los ciudadanos que lo necesiten”. Hizo hincapié, además, en “la labor de los agentes del Ereim y del Servicio Aéreo de la Guardia Civil, que rescatan a personas en dificultades, exponiendo en ocasiones su propia vida”.

Las prácticas comenzaron con la evacuación de un supuesto herido en una pared de escalada, que debía ser trasladado en una camilla que había que izar unos 50 metros, con tirolinas, popipastos y contrapesos. Así, se situó a la camilla en una zona llana, donde el helicóptero la subió con una grúa de rescate. A continuación, el helicóptero descendió y bajaron guías con perros, que realizaron diversos ejercicios para la búsqueda de personas desaparecidas y sepultadas por avalanchas de nieve.

Según explicaron desde la Subdelegación, la dotación de unidades de montaña responde a la doble necesidad de que los efectivos se encuentren cercanos a los macizos montañosos, para atender con premura y con personal especializado las situaciones en que sean requeridos; así como en las estaciones de esquí, donde prestan servicio de Orden Público en las pistas. Sobre este último aspecto, conviene recordar que el Ereim de Riaza se encuentra a seis kilómetros de la estación de La Pinilla.

El Equipo de Riaza dispone, entre otros medios para las tareas de rescate, con camillas, material de inmovilización, colchón de vacío, vehículos todoterreno, remolques. Cuenta con un helicóptero dotado de una grúa de rescate. Recientemente, el Servicio Aéreo ha adquirido una grúa específica para el rescate, que permite izar una camilla sin que necesite tomar tierra, lo que agiliza el rescate y minimiza el riesgo que asume con el helicóptero durante este tipo de maniobras.

Por otra parte, la subdelegada felicitó al equipo, cuya colaboración con los TEDAX de la Guardia Civil, con la especialidad de microvoladuras por espeleosocorro, permite abrir cavidades y rescatar a espeleólogos que se hayan quedado encerrados, y que, según dijo, no tiene precedentes en ningún país.