La Sociedad Castellano-Leonesa-Cántabra de Medicina Interna (SOCALMI) analizó en Segovia los nuevos retos a los que se enfrentan los facultativos ante el envejecimiento de la población y el incremento de enfermedades crónicas. Así lo explicó el presidente del comité organizador del XXVIII Congreso de la entidad, el doctor Jorge Elízaga, jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital General de Segovia, quien incidió en que, durante la jornada, se discutirán, entre otras cosas, las nuevas alternativas a la hospitalización convencional. “Clásicamente el trabajo de los servicios de medicina interna ha consistido básicamente en consultas externas y hospitalización en planta pero ahora surge la necesidad de ser más eficientes en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades graves”. Esta situación provoca la neceisdad de crear “diferentes unidades para cumplir estas expectativas”.

Así, en este sentido en Castilla y León y Cantabria se han ido desarrollando este tipo de unidades en algunos hospitales a diferentes ritmos entre las que figuran la unidad de Diagnóstico Rápido, la Unidad de pacientes crónicos-pluripatológicos, la de Hospitalización a domicilio y la de Corta estancia todas ellas, enfatizó, “van encaminadas a una mayor eficiencia”. Así, uno de los propósitos es acortar las estancias, continuar algunas de ellas en casa, atender a esos pacientes que son multiingresadores y, por último, diagnosticar más rápidamente a los pacientes con enfermedades graves que no requieren un ingreso hospitalario.

Un total de 120 profesionales de toda la región y Cantabria analizan en la ciudad del Acueducto los últimos avances e investigaciones en la materia.