La Defensora del Pueblo clausuró el II Ciclo de Conferencias ‘Valores y Sociedad’ con una charla sobre ‘La institución del Defensor del Pueblo en la democracia española’. Soledad Becerril aseguró que la situación económica es, actualmente, factor determinante de muchas actuaciones. En ese sentido, manifestó su preocupación por las familias “que pusieron parte o todos sus ahorros en los productos financieros llamados participaciones preferentes y que pueden llegar a perder gran parte de sus ahorros”. También le inquieta la situación “de aquellas personas que tienen poca capacidad económica o que están en una situación personal o familiar vulnerable, en el desempleo o que se se pueden ver lanzadas de sus casas”, subrayó Soledad Becerril.

La Defensora del Pueblo aseguró que las Administraciones atienden el 75% de sus recomendaciones, sugerencias o solicitudes de rectificación y, cuando no lo hacen, “nos explican los motivos” argumentó y, en muchos casos, no son aceptadas en el momento pero se comprometen a aplicarlas cuando el presupuesto lo permita.

Soledad Becerril garantizó que la institución “tiene capacidad para atender todo cuanto llegue desde cualquier punto de la geografía española” y matizó que “es competencia de las comunidades autónomas la decisión de si tienen la figura del defensor o no”.

En cuanto a las quejas por el cierre de las urgencias nocturnas confirmó que ha recibido reclamaciones de diferentes comunidades autónomas y “las explicaciones que nos han dado es que se siguen atendiendo, lo que pasa es que hay una reducción de horarios, pero no se cierra el centro, esperemos que no quede más que en reducción de horarios y que nadie quede desatendido”, concluyó.