El Ayuntamiento de Segovia ha firmado dos convenios con la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, por los que aporta la cantidad de 18.420 euros. El primero de ellos permitirá que pueda desarrollarse una nueva edición del curso de Pintores Pensionados que viene desarrollándose desde 1950, y que permite que la ciudad de Segovia se convierta durante el mes de agosto, en la sede de jóvenes artistas, estudiantes de facultades de Bellas Artes de toda la geografía española que plasman la esencia de la ciudad en sus lienzos.

Rafael Cantalejo, director de la Academia, se ha mostrado agradecido ante el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento de Segovia, y ha destacado la trascendencia y prestigio que esta iniciativa tiene fuera de nuestra ciudad. Durante esta edición, el director de la Academia ha apuntado que «notarán la falta de la Obra Social y Cultural de Caja Segovia», pero cuentan con el apoyo de otras instituciones como el Patronato del Alcázar, la Fundación Rodea Robles, Tierra de Sabor y «la posición del Palacio de Quintanar», que según ha indicado Cantalejo, «aún falta por conocer».

Durante su estancia en Segovia, una veintena de pintores, también participan en actividades académicas (conferencias, excursiones y debates, entre otras) y comparten con los segovianos el día a día de la ciudad.

Cada año el Curso finaliza con una exposición que reúne algunos de los trabajos realizados por los alumnos. En las últimas ediciones esta muestra se ha celebrado en la Alhóndiga. En la actualidad, tras la rehabilitación del Palacio de Quintanar, sede histórica del curso, vuelve a acoger a los becados, su actividad y la exposición final.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Segovia ha firmado un segundo convenio que permitirá a la Academia desarrollar sus actividades culturales que durante el año viene desarrollando la institución, tales como el Curso de Historia de Segovia, el Aula de San Quirce, reuniones y congresos o la celebración del Día de San Quirce. Además, edita distintas publicaciones académicas y gestiona el uso de la Casa Museo Antonio Machado, de la que es propietaria