La Administración educativa autonómica ha premiado a 18 centros educativos de Castilla y León con 12 galardones por su trabajo en el ámbito de la innovación educativa durante los periodos lectivos 2011-2012 y 2012-2013. De los proyectos galardonados, tres corresponden a la categoría de ‘Premios Especiales’.

A la convocatoria de este certamen han concurrido 114 trabajos, elaborados por 720 profesores de la Comunidad. De ellos, 63 fueron seleccionados para optar a los premios y, finalmente, 12 han sido los proyectos de innovación educativa ganadores del periodo 2011-2013. Dentro de esta categoría se encuentra el proyecto del CRIE de Fuentepelayo ‘El hombre y la tierra’.

Los proyectos son diseñados y elaborados por docentes en activo que están interesados en profundizar conocimientos y metodologías didácticas en algunas materias o áreas específicas.

Estos galardones persiguen premiar a los profesores que trabajan en procesos de innovación educativa en ámbitos curriculares, tecnológicos, metodológicos, didácticos y organizativos de los diferentes niveles y etapas del sistema educativo. Estos procesos permiten mejorar y reforzar algunas áreas, experimentar con métodos nuevos, así como profundizar en conocimientos científicos y tecnológicos.

Los centros premiados recibirán un diploma acreditativo y podrán ver su trabajo en el Portal de Educación (www.educa.jcyl.es), al tiempo que docentes de otros centros educativos de la Comunidad conocen el proyecto y sus resultados de mejora.

Con respecto a la temática, los proyectos aportan experiencias y propuestas creativas relacionadas con formas organizativas más eficaces, propuestas metodológicas, integración tecnológica en las aulas, desarrollo de recursos educativos adaptados al medio, o bien propuestas de iniciación al método científico.

Asimismo, entre los ganadores también se encuentran experiencias de educación ambiental y sostenibilidad, propuestas didácticas de trabajo socioeducativo y educación emocional; aplicaciones relacionadas con el patrimonio histórico, documental y recogida de tradiciones, estrategias novedosas de acercamiento y fomento del hábito lector; aplicaciones relacionadas con la ciencia en experimentos a través de la observación; propuestas organizativas relacionadas con la creación de hábitos artísticos y musicales; sin olvidar aquellas dirigidas a colectivos más complejos como pueden ser los Centros Rurales de Innovación Educativa.