El Colegio Claret ha apartado de toda actividad docente y educativa a un miembro de su comunidad hasta que la Justicia se pronuncie, tras una denuncia interpuesta por una alumna, el pasado 14 de noviembre, contra un docente, miembro de la comunidad. A través de una nota interna de la Dirección del Colegio Claret, a la que ha tenido acceso este periódico, se ha informado a los padres de alumnos matriculados en el centro de los hechos ocurridos con fecha 30 de octubre, pero que hasta el pasado 14 de noviembre no han sido denunciados.

Según detalla el comunicado, «deseando salvaguardar el bien de los alumnos y respetando siempre la presunción de inocencia del denunciado, el centro recabó inmediatamente su versión, comunico acto seguido la situación a sus superiores e informó con prontitud a los padres de la alumna». «Así, con fecha 30 de octubre de 2013, la dirección del Colegio tuvo notificación de comportaminentos recientemente atribuidos a M.A.G. que, según confirma el centro «de ser ciertos desdecirían del estilo y profesionalidad propios de un educador». Así, el lunes 4 de noviembre, primer día lectivo después de Todos los Santos, se le ordenó qe restringiera su participación en las actividades del colegio y se le prohibió ponerse en contacto por cualquier vía con la alumna y su familia -detalla el centro que ha enviado un aviso a todos los miembros y padres de forma inmediata-. En un segundo momento, y de forma cautelar, se decidió que abandonara toda la actividad docente y educativa, medida cuyo cumplimiento ha garantizado el centro».

«A día de hoy los hechos se encuetnran en manos de la Justicia. Hasta que haya una resolución vivirá fuera de Segovia y apartado de toda actividad educativa», asegura contudente el centro que, además, indica, «La Dirección del Colegio y la Entidad Titular, que están colaborando con la Administración de la Justicia, invitan a toda la comunidad educativa a abordar el caso procurando el menor prejuicio a los alumnos del centro y a sus familias».

El Centro, que ha enviado el comunicado a todos los docentes y familias a través de una plataforma interactiva, canal de comunicación de toda la comunidad educativa, «lamenta profundamente los daños que se han originado, desean que la situación se resuelva  de forma justa y confían en que la actitud constructica de toda la comunidad educativa ayude a aminorar el daño sufrido por las personas implicadas».

El Colegio Claret ha apartado de toda actividad docente y educativa a un miembro de su comunidad hasta que la Justicia se pronuncie, tras una denuncia interpuesta por una alumna, el pasado 14 de noviembre, contra un docente, miembro de la comunidad. A través de una nota interna de la Dirección del Colegio Claret, a la que ha tenido acceso este periódico, se ha informado a los padres de alumnos matriculados en el centro de los hechos ocurridos con fecha 30 de octubre, pero que hasta el pasado 14 de noviembre no han sido denunciados.

Según detalla el comunicado, «deseando salvaguardar el bien de los alumnos y respetando siempre la presunción de inocencia del denunciado, el centro recabó inmediatamente su versión, comunico acto seguido la situación a sus superiores e informó con prontitud a los padres de la alumna». «Así, con fecha 30 de octubre de 2013, la dirección del Colegio tuvo notificación de comportaminentos recientemente atribuidos a M.A.G. que, según confirma el centro «de ser ciertos desdecirían del estilo y profesionalidad propios de un educador». Así, el lunes 4 de noviembre, primer día lectivo después de Todos los Santos, se le ordenó qe restringiera su participación en las actividades del colegio y se le prohibió ponerse en contacto por cualquier vía con la alumna y su familia -detalla el centro que ha enviado un aviso a todos los miembros y padres de forma inmediata-. En un segundo momento, y de forma cautelar, se decidió que abandonara toda la actividad docente y educativa, medida cuyo cumplimiento ha garantizado el centro».

«A día de hoy los hechos se encuetnran en manos de la Justicia. Hasta que haya una resolución vivirá fuera de Segovia y apartado de toda actividad educativa», asegura contudente el centro que, además, indica, «La Dirección del Colegio y la Entidad Titular, que están colaborando con la Administración de la Justicia, invitan a toda la comunidad educativa a abordar el caso procurando el menor prejuicio a los alumnos del centro y a sus familias».

El Centro, que ha enviado el comunicado a todos los docentes y familias a través de una plataforma interactiva, canal de comunicación de toda la comunidad educativa, «lamenta profundamente los daños que se han originado, desean que la situación se resuelva  de forma justa y confían en que la actitud constructica de toda la comunidad educativa ayude a aminorar el daño sufrido por las personas implicadas».