La Junta de Castilla y León unificará en el centro Segovia III, ubicado en el barrio de San Lorenzo, los servicios que ofrecían hasta ahora los dos centros de guardia de Atención Continuada para la capital y su entorno. El Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), albergará en servicio de tarde, noche y festivos, los del centro Segovia Rural. El delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar ha defendido que se unirán ambos equipos en una única instalación “que es más nueva, está mejor dotada, y tiene más salas”.

Como una de las “constantes” medidas de reorganización del servicio de Atención Continuada en la capital y en los municipios de su entorno, la disponibilidad de personal será de tres médicos y dos enfermeras durante las tardes y noches de días laborales; y de 4 médicos durante todo el día en festivos junto a tres enfermeras por la mañana y tarde, y dos enfermeras durante la noche. Se trata, como explico López-Escobar de procurar un ahorro derivado de las “sinergias” en el mantenimiento, en la eficiencia de “hacer más con menos” y en la menor carga de trabajo del personal, que aumentará, según sus palabras, la capacidad de respuesta.

Según explicó el delegado territorial, la medida facilitará una mayor presencia de facultativos en el centro mientras que otros se encuentren en atención domiciliaria. En este sentido, señaló que según los promedios contrastados y en los turnos en los que existe una mayor media de pacientes, se pasará de un médico por 18 avisos a un médico para 14 avisos ; y en el caso contrario, en el que existe menos demanda, de un médico para 16 avisos a un médico para 11,2. “No podemos tener a la UME, a los bomberos o al pediatra al lado de cada ciudadano, pero sí tenemos que garantizar la disponibilidad de todos los medios a nuestro alcance de la mejor manera posible y en le menor tiempo posible”, aseveró.

Por otro lado, aseguró que la accesibilidad mejorará en todos los 68 núcleos de población y 39 municipios, excepto en tres en los que no cambiará y se mantendrá por tanto la distancia. En este sentido, aseguró que los usuarios únicamente tendrán que cambiar la ruta de llegada, y que a pesar de ello, los habitantes de localidades más lejanas continúan teniendo el centro de Villacastín, en horario habitual y nocturno, y en Bercial durante el día.

Además, López-Escobar añadió que las instalaciones del centro Segovia III cuenta con la Unidad de Soporte Vital Básico a su propia puerta y que además el acceso a la informática garantizará a los profesionales un acceso más rápido al historial de los pacientes, que hasta ahora tenía que ser consultado en la base de datos del Centro de Salud. No obstante, recordó que el sistema mantiene otros servicios de atención urgente como el servicio de Emergencias 112 y las propias Urgencias del Hospital General que atienden a toda la provincia.

López-Escobar, defendió la decisión adoptada y pidió respeto por el trabajo de las más de 2.000 personas que trabajan en la ordenación, evaluación y mejora del servicio. Según explicó, la delegación territorial experimentó un ahorro de 167.174,62 euros, debido al continuo trabajo de reordenación, evaluación y mejora. Por este motivo, lamentó la difusión de informaciones a propósito de esta decisión, cuando todavía la medida no se había anunciado, “con datos erróneos y sacados de contexto, que solo generan alarma, siembran desconfianza y atemorizan a la población”, por lo que pidió responsabilidad y “no provocar de forma gratuita miedo entre los ciudadanos sin base real alguna”.