El Banco del Tiempo nació con el objetivo de prestar servicios a las personas que decidan participar en él. Desde que en Segovia se pusiera en marcha en el año 2011 el número de personas ha ido creciendo paulatinamente, modificándose el perfil de los asociados, de hecho ha aumentado significativamente el número de socios menores de 36 años. En total figuran más de 150 personas.

No obstante el Banco del Tiempo quiere seguir acercándose a los ciudadanos. Para ello se ha organizado una charla-coloquio el 3 de abril en el Centro Cívico de San José a las 19:30 horas.

Bajo el título ‘Otra forma de acceder a los recursos’, el objetivo es mostrar a los ciudadanos el sentido y el que hacer del Banco del Tiempo. En la charla-coloquio conocerán su funcionamiento, las posibilidades que existen de ayudar a los demás y de ganar nuevas experiencias.

La situación de crisis generalizada que estamos viviendo actualmente afecta a distintos colectivos mostrando en ocasiones una cara poco amable. El Banco del Tiempo puede ayudar a las personas que estén interesadas en acceder a recursos como: formación, actividades compartidas en tiempo de ocio, cuidado de otras personas…

La ventaja que ofrece este sistema es que la moneda de cambio que se utiliza es el tiempo recursos que todos los ciudadanos poseen en igual medida, 24 horas cada día.

Además, supone una vía excelente para conocer a nuevas personas, acercarse a diferentes culturas, sentirse útiles, mientras se comparten habilidades y conocimientos.

Cada socio puede acceder a 478 servicios ofertados que se clasifican en categorías. A su vez, las personas que forman parte del Banco del Tiempo demandan 250 servicios. Y es que los socios ofrecen y demandan servicios que tienen por objetivo resolver necesidades puntuales que no son susceptibles de contrato laboral y que buscan ofrecer un determinado tipo de actividades que en la mayoría de los casos no se ofrecen en los mercados tradicionales.