El Ayuntamiento de Segovia reclamó hoy más compromiso al resto de administraciones públicas con la conservación del acueducto y defendió su labor en favor del monumento. En concreto, lamentó que el Gobierno central eliminó en 2013 la subvención nominativa de 120.000 euros que concedía desde 2007; y reseñó que la Junta ha tardado ocho años en autorizar las obras de reparación de humedades y filtraciones que se llevarán a cabo en los próximos meses.

«El Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Patrimonio Histórico, no ha dejado de trabajar por y para lograr partidas económicas con las que mantener y conservar el acueducto como lo que es, uno de los monumentos más importantes del mundo, un interés del que no pueden presumir otras administraciones públicas que deberían mostrarse igualmente preocupadas por el estado del patrimonio histórico», advirtió a través de un comunicado. «El acueducto tiene 16 kilómetros de longitud, 13 de ellos extramuros, y de toda su extensión se ocupa y preocupa el Ayuntamiento de Segovia cumpliendo con su compromiso con el patrimonio de todos los segovianos y con la historia, como legado que se ha de conservar para las generaciones futuras».

Al respecto, las mismas fuentes recordaron que el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes concedió en 2007 una subvención nominativa de 120.000 euros para el acueducto. «Ese dinero se destinaba a los estudios previos a la redacción del Plan Integral, que incluían desde el estudio del estado de conservación del acueducto en la zona medieval al estudio topográfico del canal desde el azud hasta el recinto amurallado, pasando por la caracterización de la piedra y tratamientos a realizar en el tramo elevado».

En 2008 se invirtieron 120.000 euros en el acondicionamiento de la subida del Postigo del Consuelo; y un año después, 114.000 para la restauración del pavimento del acueducto en el tramo de las calles Teodosio el Grande, Almira y Cañuelos. Y en 2010, 100.000 para la conservación del monumento en el entorno de la plaza de Avendaño, «zonas todas ellas necesitadas de mejoras y cuya actuación repercute directamente en la conservación del primer monumento de la ciudad, como se merece».

En el mismo comunicado, el Consistorio apunta que el Ministerio cambió en 2011 la denominación de la subvención para poder ampliar el radio de actuación a toda la ciudad vieja, «por lo que es posible llevar a cabo actuaciones de recuperación del patrimonio histórico, también necesitado de atención». No obstante, «en 2013 el Ministerio de Cultura, ya gobernado por el Partido Popular, elimina esta subvención».

Ayuda europea

Asimismo, la Administración municipal presentó «un amplio y completo proyecto» para poder acceder a la subvención del Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo, en el que, además del acueducto, «se proponía la intervención en otros elementos del patrimonio histórico de la ciudad. El objetivo de la convocatoria era la recuperación de elementos de ese patrimonio para su mejor uso turístico».

Con cargo a esa subvención europea, la Concejalía de Patrimonio Histórico ejecutó el proyecto de señalización y ruta del trazado extraurbano del acueducto, desde el azud de captación, a lo largo de la cacera, hasta el desarenador de la avenida Padre Claret; y la recuperación del azud y su entorno, recuperando zonas arqueológicas desprotegidas y acondicionando las áreas de descanso. Además, también fue posible preparar en la Casa de Moneda el centro de interpretación del acueducto.

La desaparecida Obra Social de Caja Segovia también contribuyó al mantenimiento del monumento con una subvención anual de 18.000 euros entre 2006 y 2011; y “hasta aquí las obras que ha podido ejecutar el Ayuntamiento”, lamentó.

Por otro lado, recordó que desde 2006 ha intentado obtener «la preceptiva autorización de la Junta de Castilla y León para poder retirar el tramo del canal de plomo situado en lo más alto del monumento, en su tramo urbano, pero a pesar de obtener el visto bueno de la Ponencia Técnica, la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural ha denegado una y otra vez esa autorización, hasta ahora». El Consistorio se refiere así a las obras de reparación de las humedades y filtraciones que, finalmente, fueron autorizadas el pasado 28 de febrero y que se prevé que empiecen en mes y medio.

La financiación de estos trabajos correrá a cargo de Bankia, que aporta 30.000 euros para reparar las humedades y filtraciones (con el desmontaje del citado canal de plomo) y, también, limpiar los excrementos de palomas y tapar los agujeros donde anidan.