Las obras para conectar la actual línea de tren de alta velocidad que pasa por Segovia con el norte de España están en marcha. El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo ha visitado las obras de construcción del túnel de Peña Rayada en la provincia de Valladolid del subtramo Cabezón de Pisuerga-San Martín de Valvení de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Valladolid-Burgos-Vitoria. Según indicó Alejo, sostuvo que esta infraestructura tiene el valor “simbólico” de ser la “puerta del AVE hacia el norte y el oeste”. Se mostró convencido de que transporte del siglo XXI es el ferrocarril de viajeros y “lo será de mercancías”.

El delegado del Gobierno aseguró que en estos momentos se construyen 25 tramos de la Alta Velocidad a su paso por nuestra Comunidad, sobre un total de 369 kilómetros y una inversión de 2.743 millones de euros, aunque –avanzó- en los próximos días se iniciarán otros 46, por lo que estarán en marcha más de 400 kilómetros con una inversión cercana a los 3.000 millones.

 

El túnel

Por su parte, el director de la línea de Alta Velocidad Madrid-Valladolid Norte, Rafael López, precisó que de los 1.998 metros de longitud del túnel ya se han excavado 200 metros en mina en la boca sur y 30 de túnel artificial en su boca norte. La obra, que se inscribe dentro del Corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad, permitirá dar continuidad a la actual relación Madrid-Segovia-Valladolid hasta su enlace con la futura línea Vitoria-Bilbao-San Sebastián-frontera francesa.

El túnel discurre bajo el Páramo de Bárcena y de su longitud, 1.864 metros se excavarán en mina, por métodos convencionales, y el resto, que corresponde a ambos emboquilles, en falso túnel. El túnel se ha diseñado para albergar doble vía de alta velocidad y se construirá una galería intermedia de 300 metros de longitud, lo que facilitará las tareas de mantenimiento y de evacuación en caso de ser necesario.

El subtramo, tal y como indicó López, tiene una longitud total de 3,5 kilómetros y discurre por los municipios vallisoletanos de Cabezón de Pisuerga y San Martín de Valvení. En su trazado, destacan como infraestructuras singulares, además del túnel de Peña Rayada, la construcción de dos pasos superiores de 96 y 70 metros de longitud correspondientes a las variantes de la carretera VA-3003, y once obras de drenaje transversal formadas por tubos y marcos de hormigón armado con sus respectivas cunetas.

Por último, López describió que el plazo de ejecución de este subtramo es de 22 meses, de unas obras que empezaron el pasado mes de junio y cuya inversión prevista es de 55,3 millones de euros. Además, anunció que la plataforma Valladolid-Venta de Baños estará acabada a mediados de 2011, con lo que la prevision del uso para viajeros se fija en los primeros meses de 2012.

 

Menos distancia Valladolid-Vitoria

Entre las ventajas que aportará la puesta en servicio de esta nueva infraestructura, destaca la disminución de la distancia del recorrido entre Valladolid y Vitoria en 13,5 kilómetros, al pasar de 244,8 a 231,3. En concreto, 9,2 kilómetros corresponden a los accesos a Valladolid y 9,6, a los de Vitoria.

La nueva LAV Valladolid-Burgos-Vitoria está incluida en la red de altas prestaciones del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) del Ministerio de Fomento para el periodo 2005-2020. En el ámbito europeo forma parte del Proyecto Prioritario número 3 del Eje Atlántico Ferroviario Europeo y da continuidad en territorio español a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria-frontera francesa.