El Alcalde del Ayuntamiento de Segovia, Pedro Arahuetes García, y el Director Territorial de GLP de Repsol para Castilla y León, Guillermo Méndez Gago, han suscrito hoy un convenio para impulsar el uso de vehículos propulsados con AutoGas, el combustible alternativo más utilizado en el mundo.

Este convenio se enmarca en las actuaciones que lleva a cabo el Ayuntamiento para fomentar el ahorro y la eficiencia energética así como la implantación de las energías renovables con el fin de contribuir al desarrollo de un modelo energético más sostenible.

Entre otras actuaciones, la Corporación municipal contempla estudiar medidas que impulsen la utilización de vehículos propulsados por AutoGas, entre otros, teniendo en cuenta las cualidades medioambientales que supone y la reducción de la contaminación urbana (óxidos de nitrógeno, partículas y ruido) que representa.

Además, se estudiará la posibilidad de algún tipo de bonificación a aquellos vehículos que utilicen energías no contaminantes, como AutoGas, y sean respetuosas con el medio ambiente de la ciudad.

Repsol, por su parte, prevé incentivar el uso de vehículos con AutoGas en las flotas municipales, así como la cesión temporal a la corporación municipal de automóviles con esta tecnología.

A las ventajas medioambientales del AutoGas se suman las económicas. Los motores con esta tecnología ofrecen un ahorro medio de al menos el 20% respecto a los combustibles convencionales, y sus beneficios ambientales los permiten beneficiarse de los planes de ayudas públicas para vehículos eficientes como el Plan PIVE2 y PIMA AIRE.

 

Primera estación con AutoGas en Segovia

Tras la firma del convenio, las concejalas de Medio Ambiente, Paloma Maroto, y de Tráfico y Transporte, Mª José de Andrés, han procedido a la inauguración de la primera estación de servicio con suministro de AutoGas en la provincia de Segovia. El punto de suministro está situado en la N-603, junto al polígono industrial ‘El Cerro’.

Repsol lidera la introducción del AutoGas en el mercado español, con más de 180 estaciones de servicio de su red en España que lo suministran. De ellas, trece están en Castilla y León, cuyo parque de vehículos que emplean el GLP de automoción supera los 600.

En la ciudad de Segovia circulan ya diez vehículos con tecnología de AutoGas, que consiste en un motor ‘bifuel’ (de gasolina y GLP usados indistintamente), y que pueden adquirirse nuevos en cualquier concesionario de las principales marcas o transformarse a GLP en alguno de los 45 talleres homologados que hay en Castilla y León, tres de ellos en Segovia.