El consejero de Educación, Juan José Mateos, subrayó hoy que los cuatro Bachilleratos de Excelencia que existirán en Castilla y León, “no rechazan a nadie” porque valorarán el esfuerzo personal de los alumnos que “quieren ser muy buenos”. Para el consejero, el esfuerzo, el trabajo y el “querer ser mejor” son las principales virtudes del nuevo proyecto de Educación que contará con un centro en Segovia, concretamente el IES Andrés Laguna.

Coincidiendo con una visita al instituto segoviano por la clausura de los actos programados con motivo de su 50 aniversario, Juan José Mateos aseguró que la modalidad pretende preparar a los alumnos centrándose en disciplinas científicas y tecnológicas de cara a la universidad, contando con el apoyo e “intercambio” de profesores de la Universidad de Valladolid (UVa), en el caso segoviano.

Así, serán 25 plazas las que se ofrecerán en el IES Andrés Laguna, como explicó el consejero, quien explicó que el Bachillerato de Excelencia tendrá dos horas más de clase y que además convertirá asignaturas que antes eran optativas en obligatorias. De todas formas, Mateos aseguró que no se llevarán a cabo nuevas instalaciones sino que se trata de “aprovechar lo que hay” junto a un profesorado universitarios “que colabora de una forma muy especial”.

Aunque por el momento no se conocen los nombres de todos los centros, la Comunidad ya llevó a cabo la experiencia de forma experimental en Valladolid. La nueva modalidad que se pondrá en marcha el curso que viene, ofertará prácticas en los centros universitarios por lo que en Segovia, algunas podrán desarrollarse en el Campus María Zambrano, aunque otras se trasladarán a la capital vallisoletana.

“Va a ser exitoso”, recalcó el consejero de Educación, durante la visita al centro segoviano en la que estuvo acompañado por el director del mismo, Santiago Pinto López y el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar. La nueva modalidad se añade así a la sección bilingüe puesta en marcha en el curso 2011-2012, al programa de Refuerzo, Orientación y Apoyo (PROA), ciclos formativos, bachilleratos nocturnos y diurnos y programas para adultos.

El centro, con 1.266 alumnos y 69 profesores, recibió de la Consejería de Educación desde el año 2005 la cantidad de 393.994,06 euros, que ha ido destinando a lo largo de estos años a obras, equipamientos, TIC, y a la dotación especial del ciclo de Formación Profesional de Edificación y obra civil.