La Fundación “Nuestra Señora de la Misericordia”, titular y propietaria del Hospital de la Misericordia que gestiona en arrendamiento el Grupo Recoletas, ha completado el traslado de los fondos documentales que constituyen el Archivo Histórico de dicho Hospital a las Dependencias del Obispado de Segovia, en cuyo Archivo Diocesano han quedado depositados tales fondos. Este proceso estaba pendiente de ejecutar desde que en febrero de 2008 la citada Fundación arrendó el Hospital al grupo empresarial sanitario privado.El archivo histórico del Hospital de la Misericordia está integrado por más de trescientas cajas archivadoras que contienen miles de documentos cuya extensión cronológica comprende desde 1467 –fecha del documento más antiguo- hasta 1989, año al que corresponde el más moderno. Uno de los documentos más antiguos y el más relevante históricamente es el testamento del Obispo D. Juan Arias Dávila, otorgado en Roma en Octubre de 1497, que se considera el título fundacional del Hospital de la Misericordia. Precisamente, en el año 1997 y con ocasión de las celebraciones del quinto centenario de la muerte del Obispo Arias Dávila, se llevó a cabo la ordenación y catalogación de este Archivo, según se detalla en la memoria de catalogación suscrita por Carlos Sánchez y Bonifacio Bartolomé y publicada en el año 1999 en “Estudios Segovianos”

Los fondos documentales del Archivo Histórico del Hospital de la Misericordia sirven para el estudio de las materias relacionadas con el funcionamiento sanitario (botica, recetarios de medicina y cirugía, registros de enfermos, etc.) y económico del Hospital a lo largo de los siglos. Sin embargo, su documentación también es relevante para la investigación de otras materias muy diferentes de las anteriores, tales como la Historia del Teatro en Segovia, puesto que el patio central del Hospital funcionó como corral de comedias en los siglos XVII y XVIII, o el desarrollo en nuestra provincia de la Guerra de la Independencia, habida cuenta que en el Hospital de la Misericordia fueron atendidos y así consta documentado numerosos soldados españoles y franceses, heridos en dicha Guerra

“Con el traslado y reubicación de este Archivo se mejoran notablemente las condiciones de seguridad y conservación de los documentos, garantizando su perdurabilidad en el tiempo así como la accesibilidad a tales fondos por parte de los investigadores interesados en su consulta, al quedar depositados en una instalación específicamente diseñada para ello bajo control de personal especializado”, han asegurado fuentes de esta institución.