El principal monumento de Segovia, el Acueducto romano, protagoniza la exposición del Museo Rodera-Robles que se podrá visitar en la ciudad segoviana hasta el mes de junio de 2010. Bajo el título ‘Acueducto de Segovia; imagen, marca y símbolo’, la exposición se enmarca en los actos conmemorativos del 125 aniversario de la declaración como monumento nacional.

Con ella se pone de manifiesto los numerosos casos en que la imagen del Acueducto ha sido utilizada como símbolo, tanto por instituciones como por empresas privadas. Anuncios publicitarios, campañas reivindicativas, marcas comerciales, inspiraciones musicales, son algunos de los ejemplos que ponen de relieve la importancia que ha tenido este monumento en la ciudad.

La muestra está coordinada por Juan José Bueno Maroto y cuenta con documentación aportada por los coleccionistas Juan Ignacio Davía, Juan Francisco Sáez y Ramón de Blas, así como por la asociación segoviana de numismática y coleccionismo.

En la presentación celebrada, el archivero de Segovia, Rafael Cantalejo, explicó que la muestra se ha llevado a cabo gracias a un grupo de segovianos “con una pasión sin límites por Segovia, y que coleccionan todo tipo de cosas relacionadas con la ciudad».

De acuerdo con sus datos, la pieza más antigua es un sello del concejo de Segovia del siglo XIII, aunque no se expone el original, que es de cera y está conservada en el Archivo de la Catedral. «Es la primera vez que se usa el Acueducto como imagen de Segovia», dijo Cantalejo, quien también se refirió a otros elementos curiosos como latas de caramelos, galletas, bizcochos, vitolas de puros, sellos de correos, leche, anís o gaseosa. También han aprovechado la imagen para imprimir libros, billetes de lotería, o diversa cartelería.