La Junta de Castilla y León ha previsto que, entre los días 3 y 31 de octubre, se desarrolle en la Comunidad la ‘Campaña 2011 de vacunación frente a la gripe común y el neumococo’, para la que Segovia contará con 36.280 dosis de vacunas, de las que 20.680 son vacunas adyuvadas y 15.600 fraccionadas.

Como novedad de esta campaña, la Junta ha manifestado que la compra de las vacunas antigripales de esta campaña ha sido centralizada y realizada conjuntamente con las Comunidades autónomas de Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Comunidad Valenciana, Extremadura y Madrid; lo que ha supuesto, como señalan, un ahorro de del 28% respecto a 2010. En total el presupuesto se ha elevado hasta los 3.213.095 euros, lo que ha significa un ahorro de 1.246.945 euros.

La Junta de Castilla y León ofrece ambas vacunas de forma universal, voluntaria y gratuita haciendo especial hincapié en la importancia de la vacunación entre el personal sanitario y los trabajadores del Sistema de Salud de Castilla, para lo que se va a poner en marcha una campaña específica; y en la necesidad de que los pacientes con enfermedades crónicas se vacunen, como fórmula para evitar agravamientos en sus dolencias de base que deriven en complicaciones de su estado de salud.

 

Grupos de riesgo

La población diana a la que la Junta recomienda la vacunación contra la gripe es la compuesta por las personas de edad igual o mayor de 60 años y aquellas otras que pertenezcan a algún grupo de riesgo sanitario:

-Personas adultas y niños mayores de seis meses que padezcan enfermedades crónicas (pulmonares, cardíacas, diabéticos, inmunodeprimidos, etc.), así como a personas con discapacidad y/o déficit cognitivo (síndrome de Down, demencias, etc.)

Niños y adolescentes, de entre seis y dieciocho años, que reciban tratamientos prolongados con acido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar el síndrome de Reye tras la gripe.

-Personas con obesidad mórbida (índice de masa corporal superior a 40)

-Mujeres embarazadas, en cualquier momento del embarazo.

Personas institucionalizadas (mayores de seis meses) que residan en instituciones cerradas: centros o instituciones geriátricos y centros de asistencia a enfermos crónicos, disminuidos psíquicos, etc.

La vacunación contra el neumococo se mantiene para toda la población castellana y leonesa a partir de los 60 años, para las personas que ingresen en instituciones cerradas y centros geriátricos y para los pacientes que presentes enfermedades crónicas de riesgo (enfermos del corazón, bronquíticos crónicos, diabéticos, etc.) que no hayan sido anteriormente vacunados.

Junto a estos grupos de riesgo sanitario, la Consejería de Sanidad también recomienda y facilita la vacunación a los profesionales que, por su actividad, estén en contacto con personas que constituyan la población a la que, asistencialmente, le está recomendada la vacunación; que formen parte de servicios esenciales para la sociedad; y otros colectivos laborales:

-Personal del Sistema Regional de Salud.

-Grupos que pueden transmitir la gripe a personas de riesgo: trabajadores de centros asistenciales de personas mayores, trabajadores sociales de similar dedicación (atención a crónicos) y cuidadores y convivientes de pacientes de riesgo.

Servicios esenciales para la comunidad: bomberos, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, Protección Civil, etc.)

-Trabajadores de granjas y mataderos de aves y otros relacionados con el Medio Ambiente.

-Personal de Educación, especialmente de guarderías y de centros de Educación Infantil.

 

Uso racional de los servicios sanitarios

Para recibir la vacuna, la Junta aconseja acudir a los centros de salud habitual de forma escalonada y siempre tras pedir cita previa.

Mientras que la vacuna antineumocócica se administra, una única vez en la vida, la vacuna contra la gripe común se modifica cada temporada, para adaptarla al virus gripal circulante en cada estación, por lo que es necesario que las personas se vacunen cada campaña con la composición antigénica recomendada por la Organización Mundial de la Salud para la circulación del virus de la gripe prevista para la temporada invernal 2010-2011, en esta ocasión frente a los virus tipo A/H1-N1, A/H3-N2 y B.

En los centros de personas mayores y asistidas, la vacunación gripal y neumocócica será efectuada por el personal de la red asistencial de Atención Primaria en colaboración con el del propio centro, mientras que los enfermos cuyo ingreso en un centro hospitalario coincida con la duración de la Campaña podrán recibir la vacuna en el hospital.

Personal sanitario y trabajadores también incluidos en los grupos sociales diana de la vacunación (personal de servicios esenciales para la comunidad: trabajadores sociales, policías, bomberos, Protección Civil, etc.) serán vacunados en sus centros de trabajo.

Asimismo, la Junta ofrece la vacunación antigripal a todos los empleados públicos de la Administración castellana y leonesa.