La droga fue localizada en el maletero de un vehículo con la ayuda de un perro de la unidad canina durante un control en la A-1, cerca de la localidad segoviana de Fresno de Cantespino. El hachís estaba en frascos de gel de baño y en paquetes ocultos en un hueco del motor. Dos hombres fueron detenidos como presuntos autores de tráfico de drogas.

Los hechos se produjeron en la madrugada del pasado 13 de junio durante un dispositivo contra el tráfico de drogas. Los agentes identificaron a los ocupantes de un vehículo a los que notaron un “evidente estado de nerviosismo” según confirmaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno a Ical. En el registro del coche, con la ayuda del perro detector de drogas que “marcó de forma inequívoca el interior del maletero”, señalan las mismas fuentes, descubrieron ocultos tras unos paneles “dos botes de gel de baño con apariencia normal pero que, tras examinarlos con mayor detenimiento, se detectó que, en lugar de gel, contenían 144 bellotas de hachís”. Además, en un hueco del motor encontraron cinco paquetes con hachís. En total, dos kilos y medio de sustancia estupefaciente.

Los detenidos, ambos de nacionalidad marroquí, responden a las iniciales A.O., de 34 años, vecino de Yuncos (Toledo) y M.S., de 40, vecino de Alameda de la Sagra (Toledo). Los detenidos y la droga fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Sepúlveda (Segovia).