El próximo domingo 20 de octubre se celebra el Domingo Mundial de las Misiones, conocido como el DOMUND, bajo el lema ‘Fe + Caridad = Misión”. Durante este día, la Iglesia ‘reza y colabora económicamente en favor de la actividad evangelizadora de los misioneros y misioneras’, como ha apuntado Isaac Benito, director del Secretariado de Misiones de Segovia, en una rueda de prensa a la que ha asistido junto a Lilly Sebastian Koilparampil, Esclava Carmelita de la Sagrada Familia.

Benito ha explicado los datos de la recaudación del DOMUND en Segovia durante el pasado 2012, año en el que se alcanzó la cifra de 81.068, 02 euros, la cual procedía de diferentes localidades, colegios, entidades, sacerdotes y particulares. El total de la recaudación económica durante el citado año en Segovia, procedente de diferentes periodos y jornadas, fue de 132.712,2 euros, cuantía que ha descendido con respecto a los dos años anteriores, ya que en 2010 y 2011, llegaron a superarse los 140.000 euros de recaudación anual.

Además, el director de Secretariado de Misiones, ha mencionado que son 147 el total de misioneros segovianos que operan en diferentes partes del mundo. De ellos, 98 son religiosas, 40 religiosos y 9 laicos procedentes principalmente de institutos seculares. Los países con más misioneros segovianos son, Bolivia (20 misioneros), Perú (12 misioneros), Venezuela (10 misioneros), Angola (3 misioneros), Filipinas (10 misioneros) y Oceanía (1 misionero).

Tanto Isaac Benito, como Lilly Sebastian Koilparampil, han explicado la importancia que posee el Domingo Mundial de las Misiones, ya que a través de la recaudación se pueden impulsar importantes iniciativas sociales que van desde colegios hasta hospitales. ‘La jornada del DOMUND es una ocasión para descubrir la dimensión universal de la fe y el compromiso de la caridad con los más pobres’, asegura Benito, quien además ha querido animar a todas las comunidades cristianas a participar en las actividades organizadas con motivo de la celebración de este día.

Finalmente la misionera india Koilparampil ha contado su trayectoria y experiencias durante sus diez años como misionera en México y los tres últimos años que opera como misionera en España. “Es difícil dejarlo todo para llegar a distintos rincones del mundo”, pero tomando como ejemplo a importantes misioneros que operaron en su país de origen, y a su vocación, ha podido dedicar su vida a la las misiones.