Un total de 3.521 personas con discapacidad trabaja en los Centros Especiales de Empleo de Castilla y León, lo que supone un aumento del 25 por ciento con respecto al inicio de la legislatura, cuando trabajaban en estos centros 2.819 personas, según informó hoy el Gobierno regional, que suma a esa cifra otros 1.000 trabajadores sin discapacidad que prestan sus servicios en los citados establecimientos.

La Junta de Castilla y León recuerda, a través de un comunicado, que la integración en el mercado laboral de las personas con discapacidad ha sido una actuación prioritaria para la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y subraya, en tal sentido, la inversión de más de 100 millones de euros en esta legislatura que ha permitido incentivar 16.543 puestos de trabajo.

Además, destaca la reserva del 10 por ciento de plazas para el turno de discapacidad en las ofertas de empleo público de la Administración de Castilla y León, a través del cual se han incorporado 239 personas con discapacidad en los últimos años. Por otro lado, destaca el convenio marco firmado el pasado 13 de noviembre entre la Administración regional y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), para la puesta en marcha de programas experimentales que permitan a personas con determinadas discapacidades el acceso excepcional a puestos de trabajo no permanentes de la administración autonómica.

Igualmente, informa de algunas actuaciones para este 2011, como la nueva ley de Igualdad de Oportunidades para las personas con discapacidad de Castilla y León. Así, explica que la Gerencia de Servicios Sociales ha elaborado un primer documento-borrador de esta Ley, con la participación de los órganos implicados en la Comisión Interconsejerías y en fase de trabajo con el Comité Autonómico de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad en Castilla y León (CERMI CyL).

En el ámbito de la inversión, prevé la conclusión de los centros residenciales para personas con discapacidad por enfermedad mental de Ávila y Burgos y el inicio de las obras de las residencias de Soria, León, Salamanca y Segovia. Además se iniciará la construcción de un nuevo Centro Base en Valladolid.

Otra de las actuaciones que resalta la Junta es la realización de casi 250 intervenciones en accesibilidad en espacios educativos existentes y la previsión para otros 240 nuevos edificios o espacios educativos accesibles más. Además, recuerda la extensión de las herramientas accesibles en la web corporativa y el buzón electrónico del 021 para permitir el acceso a personas que sufren discapacidad auditiva.

Finalmente, resalta la puesta en marcha de la Tarjeta acreditativa del grado de discapacidad, que permite a estas personas acreditarse con mayor facilidad. En tan solo cinco meses se han expedido ya casi 15.000 tarjetas.

En Castilla y León hay 159.577 personas con discapacidad, lo que supone un 6,2 por ciento del total de la población, de las que el 55 por ciento vive en el medio urbano (87.800) y el 45, en el medio rural (71.777). La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades destina 217,5 millones de euros en los presupuestos de 2011 para la atención a la discapacidad, lo que supone 86,1 millones de euros más que en 2007.