Agentes de la Guardia Civil de Segovia detuvieron en la madrugada a un hombre que presuntamente había robado esa misma noche en un bar de Rapariegos (Segovia). El detenido, P.D.T., de 23 años de edad, de nacionalidad rumana y vecino de Madrid, viajaba en un turismo marca Volvo S40 cuando fue identificado en control preventivo de la Guardia Civil cerca de El Espinar.

Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia, al identificar al conductor, los agentes comprobaron que poseía antecedentes por delitos contra el patrimonio. En el registro del vehículo se encontró, en el maletero, un total de 107 botellas de licor de diversas marcas, varias cajetillas de tabaco, paquetes de café, una cesta de Navidad, un vaso con varias monedas sueltas y un aparato reproductor. Además, se hallaron un par de guantes, un gorro de lana y una linterna escondidos debajo del asiento del conductor.

Como señalaron las mismas fuentes, el hombre no pudo acreditar la procedencia lícita de estos efectos, por lo que los agentes sospecharon que pudieran proceder de un robo. Tras las oportunas investigaciones, pudieron conocer que los efectos habían sido sustraídos esa misma noche de un bar de la localidad segoviana de Rapariegos, cuyas puertas y ventanas habían sido forzadas, así como la máquina expendedora de tabaco.

Tras la oportuna detención el hombre fue puesto a disposición judicial, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas. La Guardia Civil entregó los efectos a su propietario, una vez que los hubo reconocido.