¿Has pensado alguna vez cómo sería tu vida si hubieras nacido en otro lugar o país? Si lo has hecho, habrás pensado en tu vida en un país conocido y desarrollado en una familia adinerada o, incluso, tu vida siendo famos@.

Pero ¿y si hubieras nacido en algún país subdesarrollado y pobre, donde las condiciones de vida son pésimas? Habrías nacido en una familia muy pobre y numerosa, pero con el paso del tiempo la familia iría siendo más pequeña debido a la muerte de tus padres o hermanos debido al hambre o a alguna enfermedad. Para poder ir a la escuela, tendrías que correr a pié varias decenas de kilómetros o para conseguir agua andar grandes distancias, además el agua estaría sucia o, incluso, contaminada. Al volver, no encontrarías a tu madre haciendo la comida, como ahora cuando llegas del instituto, es más, sería muy probable que ni siquiera tuvieras nada que comer. Si te pusieses enfermo, tendrías que andar muchísimo para llegar al hospital más cercano, y tendrías muy pocas posibilidades de curarte.

Ojalá que esto que acabo de contar solo fuese, simplemente una historia que me acabo de inventar, pero, por desgracia, esto es real y millones de personas sufren esta mísera situación todos los días. Estas personas no conocen nada sobre los derechos humanos, principalmente, porque no poseen ninguno de estos derechos; deberíamos hacer todo lo posible para conseguir que todas las personas del mundo conocieran y tuvieran estos derechos.