El censo electoral en Segovia ha disminuido con respecto a 2007, pese al leve aumento registrado en la región. Un total de 2,17 millones de electores en Castilla y León podrán ejercer su derecho al voto en las próximas elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo. El censo electoral, cerrado a 1 de febrero de este año, aumenta un 0,08 por ciento, respecto al utilizado para los comicios de 2007, cuando el sufragio estuvo en la mano de 2,17 millones de personas. El aumento se debe al incremento de españoles residentes en el exterior y al voto de los extranjeros, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Asimismo, 2,167 millones de castellanos y leoneses podrán elegir a los 84 procuradores que conformarán las Cortes de Castilla y León, frente a los 2,169 millones de las elecciones de 2007, es decir, un 0,13 por ciento menos. No obstante, los castellanos y leoneses residentes en la Comunidad que podrán ejercitar el voto suman 2,05 millones frente a los 2,07 millones de hace cuatro años, un 1,05 por ciento menos.

Además, 113.990 electores de la Comunidad ejercerán su derecho al voto desde el extranjero, lo que supone un 19,72 por ciento más que en 2007, cuando el CERA (Censo de Españoles Residentes en el Extranjero) alcanzaba los 95.214. También 12.315 foráneos podrán participar en los comicios municipales en la autonomía, frente a los 7.546 que pudieron hacerlo hace cuatro años. Por ello, el aumento en esta categoría, el más alto, alcanza el 63,20 por ciento.

En cuanto a la distribución por provincias, en Ávila, Palencia, Segovia y Zamora el censo ha disminuido con respecto a 2007. Los electores que podrán votar en los colegios abulenses han descendido un 0,32 por ciento al pasar de 144.410 a 143.951, la igual que n Palencia, donde el descenso fue del 1,46 por ciento, al reducirse de 150.951 a 148.743. En Segovia la caída fue del 0,26 por ciento, al pasar de 125.478 a 125.158, mientras en Zamora, se contrajo un 0,77 por ciento, de 180.588 a 179.200.

CER y CERA

Respecto a los castellanos y leoneses residentes en el territorio de la Comunidad Autónoma, el número total descendió un 1,05 por ciento, una caída que se mantuvo en todas las provincias. En Ávila descendió un 1,2 por ciento; en Burgos, un 0,69 por ciento; en León, un 1,31 por ciento; en Palencia, un 2,17 por ciento; en Salamanca, un 0,89 por ciento; en Segovia, un 0,84 por ciento; en Soria, un 1,45 por ciento; en Valladolid, un 0,04 por ciento, y en Zamora, un 2,71 por ciento.

Sin embargo, el voto CERA experimentó un alza del 19,72 por ciento, una subida también generalizada en las provincias de la Comunidad. En Ávila, el aumento fue del 16,52 por ciento; en Burgos, del 24,53 por ciento; en León, del 17,32 por ciento; en Palencia, del 16,15 por ciento; en Salamanca, del 17,74 por ciento; en Segovia, del 10,53 por ciento; en Soria, del 38,79 por ciento; en Valladolid, del 19,62 por ciento y en Zamora del 24,4 por ciento. No obstante, por número destaca sobre el resto León con 30.417 electores, por encima de Salamanca con 19.897 y Zamora con 12.114.

CERE

Finalmente, el censo de extranjeros residentes en España con derecho a votar, según el recuento con fecha de 9 de febrero de 2010 del INE, las subidas en Castilla y León fueron significativas, ya que alcanzaron el 63,2 por ciento. Cabe recordar, que estos electores sólo pueden elegir a los concejales que conformarán las corporaciones municipales de los 2.248 ayuntamientos de la Comunidad Autónoma. El número total ha aumento de 7.546 en 2007 a 12.315 este año.

Por provincias, casi se ha duplicado en Burgos, donde el aumento fue del 98,54 por ciento, mientras e Soria el incremento asciende al 173,87 por ciento. En el resto, las subidas son inferiores, aunque importantes. Así, en Ávila el INE contabiliza un aumento del 73,89 por ciento; en León, del 62,32 por ciento; en Palencia, del 57,56 por ciento; en Salamanca, del 49,71 por ciento; en Segovia, del 42 por ciento; en Valladolid, del 38,32 por ciento y en Zamora, del 38,75 por ciento.