El número medio de afiliados extranjeros a la Seguridad Social en Castilla y León en el mes de noviembre alcanzó los 62.035, lo que supone un descenso interanual del 1,78 por ciento. En el conjunto del país la caída fue mayor, del 1,91 por ciento, hasta la cifra fue de 1,83 millones de personas, según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Por sectores, 41.746 afiliados en la Comunidad pertenece al régimen general, lo que supone el 67,29 por ciento del total y un descenso del 3,05 por ciento respecto al mismo mes de 2009. El régimen agrario supone el 13,1 por ciento del total regional, con 8.072 personas, el 3,22 por ciento más que en noviembre del ejercicio anterior.

Por su parte, el régimen de empleados del hogar, que contabilizó 6.394 personas extranjeras, el 10,31 por ciento de los afiliados en la región, experimentó un descenso del 1,02 por ciento. Y el grupo de autónomos, con 5.640 personas, el 9,09 por ciento del total, se mantiene igual que en noviembre de 2009.

Por provincias, solo aumentó el número de afiliados extranjeros en Palencia y Burgos, con incrementos del 3,25 y del 0,12 por ciento, respectivamente. En concreto, en Palencia se registraron 3.334 afiliaciones, mientras que en Burgos, 12.883.

Por el contrario, Ávila concentró la mayor caída de la Comunidad, con el 7,01 por ciento menos de afiliados que hace un año, con lo que la cifra total se redujo hasta los 3.713 afiliados extranjeros.

Por detrás se situó León, con un descenso del 3,9 por ciento y 8.591 personas; Salamanca, con el 3,8 por ciento menos y 5.945 afiliados en noviembre; Segovia, con el 2,04 por ciento menos y 7.922, y Zamora, con un retroceso del 1,72 por ciento, hasta quedarse con 3.428.

Por su parte, Soria y Valladolid experimentaron una bajada del 0,95 por ciento, con 4.298 y 12.077 afiliados extranjeros a la Seguridad Social cada una.

En cuanto a la procedencia de los trabajadores, más de la mitad procede de países de fuera de la Unión Europea, en concreto, 31.549, frente a los 30.486 de la UE. Dentro del primer grupo, cabe destacar las personas que provienen de Marruecos (6.307) y Colombia (4.666). De los países de la UE, destaca Rumania, con 11.876 trabajadores; Bulgaria, con 9.230; Portugal, con 5.523, y Polonia, con 1.074.