El Consejo de Gobierno de la Universidad de Valladolid, ha aprobado la creación de la empresa de base tecnológica Citospin,
dirigida por los catedráticos de Fisiología de la Facultad de Medicina Javier García-Sancho y Ana Sánchez.

La terapia celular consiste en la extracción de células madre del propio paciente, las cuales posteriormente, son tratadas en un laboratorio para convertirlas en células específicas del tejido que se quiere regenerar. Es un gran reto de la medicina regenerativa que ya se encuentra en fase clínica, como lo demuestran los programas financiados por el Ministerio de Sanidad y Política Social, el Instituto Carlos III y la Junta de Castilla y León.

Citospin es una empresa promovida desde el Parque científico UVa que en lo que va de año ha contribuido a la creación de otras cinco empresas de base tecnológica.
Por otra parte, los miembros del Consejo de Gobierno de la Universidad de Valladolid han aprobado igualmente la propuesta de 34 transformaciones a catedrático de universidad, así como la creación del Observatorio de Cooperación Internacional para el Desarrollo en la UVa.

La finalidad de este observatorio es el estudio, investigación, divulgación, enseñanza y promoción de la Cooperación al Desarrollo, así como el progreso de los países susceptibles de recibir ayuda en este concepto.

Entre su programación está la elaboración del informe anual de la Cooperación Internacional para el Desarrollo de Castilla y León, la evaluación de políticas y los programas de cooperación al desarrollo de entidades públicas, la suscripción a revistas internacionales, la adquisición de fondos bibliográficos y la elaboración de informes sobre el estado de los derechos humanos en el ámbito de actuación del OCD.