La Consejería de Sanidad ha destinado 1,2 millones de euros para la realización, a través de unidades móviles, de más de 56.000 pruebas diagnósticas de TAC, resonancia magnética y mamografía a pacientes de 66 zonas básicas rurales ubicadas en la periferia de la región, con el objetivo de mejorar la accesibilidad a la más avanzada tecnología con independencia del lugar de residencia.

El objetivo de la Gerencia Regional de Salud con estos programas es realizar entre 2010 y 2011 un total de 54.512 mamografías, 1.218 TAC y 790 resonancias magnéticas a una población potencial de 180.286 personas, «dando respuesta a las necesidades asistenciales de una forma ágil, flexible y con la máxima calidad y satisfacción del usuario», explicaron fuentes de la Junta.

Sanidad pretende de esta manera que la alta tecnología diagnóstica se acerque lo más posible a los pacientes, siguiendo unas rutas planificadas y coordinadas, lo que evita desplazamientos de la población a sus hospitales de referencia, en unos viajes que suelen ser largos y en muchos casos dificultosos por la orografía y el aislamiento de muchos municipios.

La unidad móvil de mamografías, que funciona de lunes a viernes, ofrecerá a las mujeres entre 45 y 69 años, de forma voluntaria, la posibilidad de realizarse una prueba diagnóstica en el marco del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama.

De esta unidad se benefician 52 zonas básicas de salud de las provincias de Ávila, Burgos, León, Salamanca y Zamora, ya que de momento no se considera necesario en el resto al estar garantizada la realización de dicha prueba en las unidades fijas hospitalarias. La población potencial beneficiada asciende a 46.542 mujeres.

En cuanto a la unidad móvil que transporta el escáner (TAC) y la resonancia magnética se usa fundamentalmente para estudios de imagen del aparato locomotor y presta sus servicios en 14 zonas básicas periféricas de todas las provincias, salvo Valladolid (que tiene mejor accesibilidad a los centros de referencia). La población de referencia de este vehículo es de 133.744 personas.

En cada vehículo, además del conductor y del personal administrativo necesario, se cuenta con un facultativo especialista en radiodiagnóstico y con un técnico especialista en radiodiagnóstico, lo que garantiza la calidad de las pruebas realizadas.

Para las agendas de citas de cada localidad se tienen en cuenta los horarios del transporte público de la zona, con el objetivo de facilitar la accesibilidad, y cada paciente es citado por vía telefónica.