Desde el lunes 7 hasta el 20 de noviembre la Fundación Caja Rural organiza la segunda edición del Otoño Enológico. En esta edición, cabe destacar el protagonismo de la provincia. Los municipios de San Ildefonso, Valverde del Majano, Carbonero el Mayor, Sepúlveda, Cuellar, Nava de la Asunción y Cantalejo disfrutarán en primera persona de los festivales de Vino, Jazz, Catas e incluso, Monólogos.

El primer día tendrá lugar la inauguración y posterior Showroom en el que las bodegas segovianas expondrán sus vinos, creando un espacio de información, degustación y promoción de las empresas segovianas del sector. A esta edición acuden los reguladores de las denominaciones de origen de la región: Rueda, Cigales, Tierra de León, Toro, Ribera del Duero, Arribes del Duero, Tierra del Vino de Zamora, Arlanza y Bierzo. Gracias a ellos se explicará cuales son las peculiaridades de cada lugar vinicola, sus formas de elaboración, las variedades de uva y también, se podrán catar los vinos más representativos en el Centro de Congresos y Convenciones Guardia de Corps del Parador de Turismo de la Granja, el Hotel Cándido, el Restaurante Venta Magullo y el Hotel Los Arcos.

A lo largo de estas dos semanas de intenta actividad, se sucederán más de 20 espectáculos que maridarán el vino con otras expresiones culturales como el Jazz o los Monólogos. El festival de Vino y Jazz contará con artistas de la talla de «Pájaro Jazz Quartet», «Tromstone Jazz Trío», «Black Country Jazz», «St. Gerome Jazz Trío» o los segovianos «Sweet Soul Band». Incluso durante estas semanas el humor también estará presente. Los humoristas Ramón Guamá, Jesús Ángel Arriet, Mario Simancas e Iser Ramos serán los encargados de sacar las risas mientras se bebe vino.

Tanto la Diputación como la Fundación Caja Rural comparten intereses comunes como el desarrollo de actividades formativas, turísticas, culturales y sociales en relación con el mundo de vino, ya que se trata de un sector estratégico, tanto de la economía de Castilla y León como de la provincia de Segovia, y por lo tanto su conocimiento y promoción redundará en beneficio del tejido empresarial, no sólo vitivinícola sino de todo aquel relacionado con el turismo, como pueda ser la hostelería.