Tras los últimos robos en la céntrica calle Real de Segovia que se han saldado, según señala Decalles, con varias tiendas desvalijadas y asaltos a clientes, el Centro Comercial Abierto, ha solicitado un cambio en la Ley de Enjuiciamento Criminal. La organización se une así a la petición del gremio de Joyeros, Plateros y Relojeros de Madrid quienes solicitan que los jueces impongan prisión preventiva para los ladrones reincidentes. ‘La tan vendida seguridad de nuestra ciudad, siempre según datos estadísticos, no coincide con una realidad preocupante’, manifiestan.

Desde Decalles piden a las instituciones, a raíz del desvalijamiento por la noche de la empresa Deportes Everest y los atracos con agresión a plena luz del día en el interior del establecimiento como en la Joyería Larumbe, un mayor esfuerzo para conseguir que Segovia sea ‘de hecho, y no simplemente a través de frías y fácilmente manipulables cifras’, una ciudad segura para el comercio, la hostelería, los vecinos y visitantes.

Para finalizar, la agrupación de comerciantes tilda de ‘deprimente’ para la propia policía y los comerciantes, ver como los delicuentes vuelven a la calle y a robar en los mismos, o nuevos establecimientos.