Ante las elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo, la Confederación Española de Cascos Históricos y la Unión de Centros Comerciales Abiertos de Castilla y León (Conceca) de la que forma parte decalles de Segovia, han llevado a cabo la redacción de un manifiesto dirigido a los diferentes grupos políticos para que «tengan en cuenta los siguientes puntos que, en mayor o menor medida, afectan a nuestra imagen, supervivencia, dinamismo comercial y, en consecuencia, progreso económico de nuestros Centros Urbano/Histórico-Comerciales, así como el bienestar social de las ciudades que los acogen», como recogen en el comunicado.

El manifiesto divide sus peticiones en 8 puntos que a continuación reproducimos en este artículo:

1. Supervivencia y avance económico: Nuestra Confederación, ruega a todos los grupos políticos con indiferencia de ideología o estrategia política que tengan en cuenta la importancia de nuestros Cascos Históricos en cuanto a su imagen, cultura y valor económico saludable para las ciudades.

2. Valor del Urbanismo Comercial: El urbanismo que se dicte en esas zonas debe ir acompañado siempre de un consenso activo con las asociaciones de comerciantes. Solo estas asociaciones, a través de su experiencia y conocimiento del terreno, pueden valorar las ejecuciones urbanísticas en su justa medida y en su pleno criterio.

3. Turismo y Economía: Las acciones turísticas de estas ciudades deben contar con la colaboración e implicación de las mismas asociaciones comerciales que configuran los Cascos Históricos.  Pedimos enérgicamente que se tenga en cuenta esta circunstancia con el fin de facilitar la innovación, la originalidad comercial y la innovación en estas zonas, de forma que se pueda armonizar un comercio digno y respetuoso con la culturalidad que representa una zona monumental. Es imprescindible establecer criterios que contribuyan a destacar la singularidad, la peculiaridad de cada entorno histórico-comercial, así como los productos singulares que ofrecen. Deben establecerse medidas para evitar los efectos perversos de la globalización que en su homogeneización acaban por eliminar o diluir la originalidad y esencia de cada uno de nuestros cascos históricos.

4. Limpieza y Seguridad: En nuestra condición de escaparate ciudadano pedimos encarecidamente a las fuerzas políticas que surjan de las próximas elecciones que tengan especial dedicación en lo que respecta a limpieza y seguridad de nuestras calles. Nuestras zonas deben estar conservadas, limpias y seguras. Nada justifica que no lo estén y los gobernantes son directamente responsables de ello. Pedimos encarecidamente que se contemplen amplios planes de rehabilitación ya sea mediante ordenanzas o incluso leyes que obliguen a los propietarios y los responsabilicen o bien con actuaciones directas y dinámicas de los propios Ayuntamientos y/o Comunidades Autónomas.

5. Ayuda al comercio en los cascos históricos: Si nuestro comercio es, en parte, inspirador de un sistema comercial basado en principios culturales, que atrae al turismo; pedimos al gobierno municipal y autonómico que tengan en cuenta todos estos argumentos a la hora de programar subvenciones y ayudas en los diferentes ámbitos sociales.

6. Promoción del Turismo Cultural: Las instituciones deben fomentar, en los Cascos Históricos, una cultura viva basada en una oferta de centros culturales, gastronómicos y científicos, museos, bibliotecas, iglesias y conservación del patrimonio cultural, histórico y arquitectónico. Esta oferta, asociada a un programa de actividades lúdico-culturales, dará un mayor atractivo a las ciudades y a sus zonas comerciales abiertas en su Centro Histórico.

7. Normativas, plan de usos y ordenanzas municipales: Pedimos que todas las normativas, plan de usos y ordenanzas se apoyen en el consenso de nuestras asociaciones. Los municipios, en nuestra forma de ver, no deben legislar al margen de las asociaciones de comerciantes y mucho menos de espaldas a los argumentos legítimos de las asociaciones comerciales en los Cascos Históricos. El civismo debe ser una prioridad, pero también los permisos urbanísticos, el mobiliario y el paisaje urbano, las normativas referentes a las aperturas o rehabilitaciones de nuestros comercios… etc. deben ser objeto de especial atención y ser fruto en todos los casos de conversaciones constructivas y cambio de impresiones acreditados. También el gobierno de la Comunidad Autónoma debe implicarse de manera directa y efectiva en la construcción comercial/histórica de las ciudades que les afectan. Nadie está exento de colaborar en la construcción, entre todos e indiferentemente del color político, un comercio digno, unas ciudades atractivas y un ambiente social creador de trabajo, oportunidades y bienestar. Nuestras Asociaciones estarán en todo momento disponibles para encarar estos retos con profesionalidad y voluntad indiscutible.

8. Accesibilidad e islas peatonales: Los Cascos y Centros comerciales históricos deben gozar, en la medida de lo posible, del tratamiento de isla peatonal, concebida para fomentar la movilidad comercial y cultural. Pero para poder ser viables en el sentido lúdico, económico y vecinal deben ser accesibles. Ello conlleva estructurar acciones equilibradas y consensuadas tanto por lo que se refiere al transporte público como al privado. En modo alguno pueden ser diseñadas como islas inaccesibles, incómodas y poco atractivas para el ciudadano.