El CCA Decalles celebró ayer su asamblea general ordinaria, este acto celebrado en el salón de actos de la Camara de Comercio de Segovia, sirvió para presentar las cuentas y el resumen de actividades del pasado año y mirar con optimismo la nueva anualidad con ganas renovadas.

El recorte significativo que las subvenciones de distintas administraciones se viene sufriendo año a año no será obstáculo para seguir trabajando en la dinamización de un casco histórico que desgraciadamente poco a poco va perdiendo vida como centro neurálgico de la ciudad y que aún así concentra el comercio y la hostelería más tradicional, más arraigada y de mayor calidad.

Iniciativas como la firma de convenios que aporten descuentos y ventajas a los asociados (en la actualidad más de 10) así como seguir trabajando en las iniciativas que se encuentra ya consolidadas es la meta fijada por la junta directiva para el próximo ejercicio.

La consolidación de las nuevas tarjetas regalo recientemente presentadas, la puesta en marcha de manera inmediata de un convenio con el parking del acueducto por el cual el comercio y la hostelería del centro puedan regalar horas de aparcamiento al realizar las compras, así como la decisión de realizar un carnet de asociado para poder recibir ofertas y descuentos tanto a los propietarios como a los trabajadores del centro fueron otra de las iniciativas abordadas en esta asamblea general.

El resumen final en todo caso fue que en estos momentos la unidad empresarial se hace más necesaria que nunca para poder salir de una crisis que viene azotando al sector desde hace uno años, y que tan solo desde las medidas conjuntas, la promoción comercial y la dinamización del entorno se podrá recuperar el dinamismo comercial que una ciudad como Segovia merece en su casco histórico.