La última Comisión Territorial de Coordinación ha servido para trasladar a los jefes de servicio y responsables de las distintas unidades administrativas de la Delegación de la Junta en la provincia, las reuniones que su máximo representante, Javier López-Escobar ha mantenido desde el pasado 17 de abril con diferentes asociaciones.

El delegado territorial visitó a la Asociación de Parálisis Cerebral y Discapacidades Afines (ASPACE), la sede de APADEFIM – Fundación Personas, la Asociación Alzheimer, la Asociación Amanecer, la Asociación de Esclerosis Múltiple, la Asociación Parkinson Segovia, la Asociación ‘Fibrosegovia’, la Asociación Síndrome de Down, la Casa Familiar de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca y la Asociación Autismo de Segovia.

En esta serie de contactos, el delegado territorial aseguró a los diferentes representantes de las mismas “la valoración positiva que recibe el sistema de dependencia de Castilla y León por parte de las agrupaciones independientes de gerentes”. En este sentido ha apuntado que durante las tres últimas evaluaciones realizadas se puntuó con una nota de sobresaliente a la gestión del Gobierno autonómico en este materia.

Además, el polémico Palacio de Congresos de La Faisanera también tuvo su hueco en esta reunión con los jefes de servicio. López-Escobar ha calificado a la infraestructura de “un proyecto realista y muy beneficioso que se pone en marcha gracias a la colaboración de distintas instituciones para conseguir un objetivo común de interés para todos”.

Por último, dentro del programa de información iniciado por la Delegación, en el que los Servicios Territoriales exponen a la Comisión de Coordinación la actividad que lleva a cabo cada uno de ellos, el director provincial de Educación, Antonio Rodríguez, ha explicado el funcionamiento de su unidad administrativa y las líneas de trabajo que desarrollan.