Hay un nuevo libro a la venta: “Las calles y plazas de Segovia y sus barrios incorporados”, obra de Juan Antonio Folgado Pascual. El contenido de la nueva publicación es una novedosa alternativa para conocer la ciudad y los nuevos barrios que, desde 1971, se le han ido incorporando (Fuentemilanos, Hontoria, Madrona, Perogordo, Revenga, Torredondo y Zamarramala), tomando como referencia la nomenclatura de sus cerca de ochocientas calles y plazas. Para una rápida y cómoda consulta, el libro sigue un orden alfabético e incluye la más actualizada, completa y fiel planimetría, tanto de la ciudad en su conjunto, como de los mencionados barrios incorporados.

Es un libro lleno de curiosidades, puesto que han sido muy dispares los criterios que han dado nombre a nuestras calles. Existen numerosos topónimos que hacen referencia a alguna característica física de la vía, como puede ser su uso como arteria de comunicación con algún punto específico. Por ejemplo, “Camino de Abadejos” en Torredondo, “Camino de la Dehesa” en Fuentemilanos. También se refleja la presencia de accidentes del terreno, especies vegetales significativas o de espacios para actividades muy concretas: “Calle de los Almendros”, “del Barranco”, “de las Eras” en Madrona, “Travesía de los Pozos” en Zamarramala, “Calle del Taray”, “de la Escalinata”…

Muchas de nuestras calles conservan de antiguo la referencia a edificios o hitos urbanos que se encontraban en su inmediatez; algunos de ellos han desparecido siendo sus nombres un dato interesante para comprender la historia de nuestra ciudad: “Calle del Caño Grande”, “Calle de los Batanes”, “del Calvario” en Revenga, “Travesía del Acueducto”, “Plaza de la Merced”, “Calle de Cantarranas”. Igualmente se recuerdan actividades específicas de determinadas calles o simplemente se rinde homenaje a los trabajadores de industrias que florecieron en Segovia: “Calle de los Molinos”, “de la Moneda”, “de los Pelaires”, “de los Curtidores”, “de los Gremios Segovianos”, “de los Escuderos”, “de las Canongías”, “de echar piedra”. No pueden faltar, lógicamente, los numerosos homenajes que se rinden a grandes personajes de la historia segoviana como son la “Plaza del Doctor Laguna”, “Ronda de D. Juan II”, “Paseo de Ezequiel González”, “Plaza de Fernán González”, o “Calle de Juan Bravo”. Todos estos datos, contados a modo de anécdotas, configuran un libro ameno y muy interesante, puesto que cada calle o plaza esta explicada en función de su situación, historia, anteriores denominaciones y principales hitos urbanos.

El autor del libro, Juan Antonio Folgado Pascual, es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, en Ciencias Políticas y en Sociología, ocupando actualmente el cargo de Director de Planificación y Estudios de Caja Segovia, actividad que compagina con la dirección del Observatorio Socioeconómico de Segovia, siendo además autor de varias monografías como “Estadísticas socioeconómicas Básicas de Segovia 1995”, “La economía segoviana a principios del siglo XXI” o el más reciente, “Los efectos socioeconómicos y territoriales del Tren de Alta Velocidad en Segovia”.

La publicación está a la venta en las librerías segovianas al precio de 20,00 euros. Los clientes de Caja Segovia podrán adquirirlo con un descuento de un 40% a través de la red de oficinas de la Entidad, y la recaudación obtenida se destinará a programas solidarios y sociales.