La economía de Castilla y León registró un aumento interanual del 0,3 por ciento en el segundo trimestre de 2010, después de seis meses consecutivos de caída, lo que la sitúa en una leve senda de recuperación frente al último dato nacional del -0,1 por ciento. El incremento se produce en todos los sectores, a excepción de la construcción, que mantiene cifras negativas aunque ha moderado su descenso, mientras que el consumo final de los hogares también asciende al 1,1 por ciento sobre el -0,5 del primer trimestre de este año.

El Producto Interior Bruto de Castilla y León ha pasado del -0,4 por ciento del primer trimestre del año al 0,3 por ciento del segundo, donde el sector primario registra un 3,5 por ciento en términos interanuales (2,5 en el trimestre anterior), la industria un 2,8 (1,1 en el anterior periodo) y los servicios, que absorben un 68,5 por ciento de la economía regional, un 0,2 por ciento en contraste con el -0,2 del primer trimestre. Sólo la construcción mantiene los números rojos, aunque modera la caída al pasar del -7,3, de los primeros meses del año, al -6,5 por ciento.

El aumento del consumo final, que se eleva un 0,8 por ciento en términos interanuales en el segundo trimestre sobre el -0,5 del trimestre anterior, y una menor caída de la inversión (formación bruta de capital), del -4,5 frente al -6,1 de los primeros meses del año, elevan también la demanda interna y su contribución positiva al Producto Interior Bruto.

Por su parte, el sector exterior modera su contribución positiva al aumento del PIB, de 1,4 a 0,7 puntos porcentuales, debido a una aceleración de las importaciones y un menor aumento de las exportaciones. Las importaciones han pasado del 1,2 del primer trimestre al 2,0 de este segundo, mientras que las exportaciones lo han hecho del 3,2 al 3,0 por ciento.

En cuanto al empleo, medido en trabajo equivalente a tiempo completo, también modera su descenso desde el -2,9 por ciento del primer trimestre al -2,3 en el segundo, lo que se traduce en 22.678 puestos de trabajo menos que en el mismo periodo de 2009, si bien hay 1.426 empleos más que en el primer trimestre del año.

“Es una buena noticia, por primera vez hay un incremento, tras seis meses seguidos de descensos”, valoró la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, en una rueda de prensa en la que presentó los datos, y en la que, desde la prudencia, afirmó que “todo parece indicar una recuperación de la economía en el ámbito regional”, si bien lamentó que la economía española se aleje de la convergencia con Europa, después de que la Zona Euro y la Unión Europea hayan crecido un 1,7 por ciento y España mantenga cifras negativas (-0,1% hasta el 26 de agosto).

Del Olmo precisó, sobre los datos del segundo trimestre, que hay un superávit en la balanza comercial, pese a las dos décimas que caen las exportaciones en ese periodo y subrayó que Castilla y León compra menos de lo que vende. Así, explicó que en mayo las exportaciones habían aumentado un 20 por ciento y las importaciones un 19 por ciento.

En su valoración, reconoció la importancia del incremento del sector primario, debido al aumento del cultivo de cereal sobre la campaña del año anterior, pero recordó que éste supone el 4,3 por ciento en la economía regional mientras que los servicios acaparan el 68,5, la industria el 17,8 y la construcción el 9,3 por ciento.

 

IVA=Futuro incierto

La consejera recalcó la importancia de que la economía de Castilla y León haya dejado los números rojos en el segundo trimestre del año, pero estimó que el semestre final de 2010 es una “incertidumbre” porque habrá que ver como afecta el aumento del IVA en el consumo o las cuentas de las administraciones públicas, que van a ser restrictivas.

Por ello, desde la cautela, habló de un “futuro incierto” para la recuperación de la economía en los próximos meses porque existen unos “condicionantes” que pueden “frenar” que se mantengan las variables que inciden en la senda del crecimiento. Así, recordó que la generación de empleo requiere de un mayor incremento económico, que en estos momentos, en el ámbito regional, es leve.