Castilla y León continúa al frente del ranking nacional de potencia eólica instalada a pesar del parón provocado por la entrada en vigor del Registro de Pre-Asignación. Según los datos recabados por la Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl), la Comunidad cuenta en la actualidad con 4.412 MW en funcionamiento frente a los 3.882 MW que tenía al cierre del pasado ejercicio.

La agrupación asegura en una nota de prensa que se trata de un aumento “considerable” y destaca que esta potencia “consolidan a la región en el primer puesto del escalafón eólico nacional, por delante de Castilla-La Mancha (3.699 MW) y Galicia (3.231 MW)”.

Los datos, actualizados a 21 de julio de 2010, señalan que en la Comunidad hay actualmente 188 parques eólicos funcionando a pleno rendimiento por los 161 que se encontraban operativos a finales de 2009. “Esta evolución significa un crecimiento del 16 por ciento, lo que refuerza el excelente trabajo que están realizando los promotores de energía eólica de Castilla y León, quienes están consiguiendo combatir las cortapisas regulatorias con un sobresaliente esfuerzo”, explican las mismas fuentes.

En términos globales, la Comunidad ha experimentado un crecimiento del 13 por ciento al pasar de los 3.882 MW en funcionamiento registrados en diciembre de 2009 a los 4.412 MW que están operando actualmente en la red.

Al margen de los megavatios que se encuentran ya operativos, Castilla y León maneja una previsión de crecimiento que llegaría a los 6.898 MW cuando las instalaciones que están en construcción y las que cuentan con licencia administrativa entren en funcionamiento. La Comunidad tiene en estos momentos 39 parques cuyas obras ya han comenzado y que aportarán una potencia de 573 MW, y hay otras 102 instalaciones con licencia administrativa (sin comenzar aún las obras) que entregarían al sistema 1.911 MW.

Desde Apecyl destacaron que la evolución de la potencia eólica instalada en la región ha sido muy significativa durante la última década, en la que se ha pasado de los primeros 13 megavatios (MW) registrados en 1998 a los 4.412 MW que se encuentran en funcionamiento en la actualidad dentro de todo el territorio castellano y leonés.