La Consejería de Economía y Empleo desarrolló durante toda esta semana en Estados Unidos una serie de presentaciones para mostrar a los docentes norteamericanos la idoneidad de Castilla y León para el aprendizaje de la lengua española.

En concreto, estas jornadas informativas desarrolladas por Ade Internacional Excal han convocado a decenas de profesores responsables de departamentos de español en las universidades de Saint Edwar´s en Austin, Texas; la Northeasthern University de Boston y la Florida International University de Miami.

Asimismo, junto a la presentación general de la oferta formativa que ofrecen el conjunto de centros acreditados de enseñanza de español existentes en la Comunidad, en cada una de las universidades americanas se desarrollaron una serie de mini ferias en las que las escuelas salmantinas Colegio Delibes; Don Quijote, Hispano Continental, Academia Mester, Estudio Sempere y Proyectusa, la abulense Iema y la vallisoletana BEM mostraron ante los asistentes sus programas formativos, instalaciones y actividades paralelas.

La acción, integrada en el catálogo de actuaciones del segundo Plan para la Internacionalización Empresarial de Castilla y León, tendrá continuidad el próximo verano con el desarrollo de una misión inversa que mostrará a los docentes norteamericanos, in situ, las posibilidades que ofrece Castilla y León en términos de aprendizaje de la lengua de Cervantes.

 

El valor económico del español

El español es seña de identidad de Castilla y León desde el punto de vista histórico, social y cultural, pero representa también un recurso económico cuya potencialidad se ha venido incrementando durante los últimos años. La enseñanza de español a extranjeros es desde hace décadas un importante factor de dinamización económica, no sólo por la actividad en torno a la docencia en la Universidad y en las empresas del sector, sino también por el efecto sobre las economías domésticas (a través del alojamiento en familias) y sobre sectores como el comercio y la hostelería.

Por ello, desde el punto de vista económico se puede considerar al sector de la enseñanza de español como estratégico para Castilla y León, especialmente desde el punto de vista de la internacionalización: la totalidad del negocio del sector se genera en países de habla no hispana, y la principal vía de crecimiento del sector está en el desarrollo en mercados exteriores, tal y subraya el comunicado. Por ello, la Consejería, a través de Ade Internacional Excal, considera prioritario el apoyo a este sector.

Se estima que llegan a España a aprender español cerca de 240.000 extranjeros cada año, sin contar los que llegan en programas Erasmus. Castilla y León recibe alrededor del 20 por ciento, en torno a 45.000 estudiantes. En términos económicos, el sector en la Comunidad puede facturar por el conjunto de sus servicios (docencia, alojamiento, material, actividades) en torno a 80 millones de euros, con la facturación media por alumno bastante uniforme por ciudades y tipo de centro, con un estudiante tipo de seis semanas y 1.800 euros de facturación. No obstante, la actividad de enseñanza de español genera, a través del gasto adicional de los estudiantes y el de las familias que los acogen, otros 60-80 millones repartidos en los más diversos sectores, entre los que destacan el comercio, la hostelería y los transportes.