El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, cifró en unos 400 millones de euros las necesidades de financiación que tiene la Comunidad de aquí a fin de año, que es un 40 por ciento del total del endeudamiento recogido en el presupuesto de 2012. De este modo, rechazó que la Comunidad pueda agotar los 611 millones de euros que el borrador del Fondo de Liquidez Autonómica ha asignado a Castilla y León como límite máximo. El presidente reiteró que en estos momentos negocian con entidades financieras para conseguir colocar ese 40 por ciento a través del mercado ordinario.

Herrera, en sus declaraciones al término de la V Conferencia de Presidentes, explicó que son las comunidades autónomas las que conocen sus necesidades financieras, en referencia al Fondo de Liquidez Autonómica, e insistió en que Castilla y León no precisa 600 millones de euros de aquí a finales de año. No obstante, tampoco descartó acudir a este instrumento si las condiciones son favorables, si bien en conversación posterior con los periodistas aclaró que podrían decidir un mix, es decir una parte a través del mercado y la otra mediante la ayuda que el Ejecutivo pone a disposición de las comunidades.

“El Gobierno conoce nuestras cuentas”, señaló sobre la financiación de Castilla y León de aquí a finales de año, para añadir que los presupuestos de la Comunidad de 2012 se ejecutan de acuerdo con el objetivo de déficit, que es el 1,5 por ciento. Herrera manifestó que, con datos de 30 de septiembre, se está en la “senda de cumplimiento”.

Precisamente, a 31 de agosto, que es el último dato facilitado por la Junta, el déficit de Castilla y León asciende al 0,42 por ciento, una vez realizadas las correcciones por una desviación en el primer semestre del año hasta el 0,87 por ciento. En las cuentas de 2012, las operaciones financieras ascienden a 1.407 millones de euros, de los que 277 corresponden a deuda pública de reposición, 287 a deuda a préstamos financieros y 820 millones nueva deuda, que corresponde al 1,5 por ciento del PIB permitido por el Gobierno central.

En sus declaraciones, el presidente de la Junta se quejó de la “asimetría financiera” de al Unión Europea y subrayó que la disparidad de los tipos de interés que paga España frente a otros países europeos eleva los gastos financieros del presupuesto estatal y autonómico. “Con tipos razonables serían menos recursos los que se detraerían de las políticas públicas”, subrayó. Herrera alertó de que en las cuentas que presenten antes del 15 de octubre para el próximo ejercicio se verá como aumentan los gastos financieros recogidos en el capítulo III presupuestario.

El presidente de la Junta manifestó que en la V Conferencia de Presidentes no se trató del Fondo de Liquidez Autonómica, al que algunas comunidades autónomas, como Cataluña o Andalucía, ya han afirmado que van a acudir para su financiación ordinaria.