Castilla y León es la quinta comunidad autónoma con menor coste por alumno de la vuelta al cole, con un gasto medio de 752 euros por escolar, frente a la media de 830 del conjunto del país. Así se desprende de un estudio elaborado por la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) tras tomar como referencia 200 colegios públicos, concertados y privados del territorio nacional, para conocer cual es el impacto económico de la vuelta al colegio para las familias con hijos en edad escolar.

De este modo, con menor coste que Castilla y León se encuentran comunidades como La Rioja, con un gasto medio de 615 euros; Canarias, con 715 euros; Galicia (727); y Extremadura (735). Por el contrario, las más caras son Cataluña (1.060 euros); Madrid (1.010) y País Vasco (937).

En España, según la radiografía de la ‘vuelta al cole’ realizada por FUCI, el gasto medio en un centro público es de 555 euros, 805 si se opta por uno concertado y 1.130 en uno privado. Así, las familias españolas deberán afrontar un coste medio de 830 euros por hijo, es decir, un 4,3 por ciento más que el pasado año.

En Castilla y León, el coste de un colegio público es de 595 euros; en un concertado, de 745; y de 1.080 euros en uno privado.

El uniforme o la ropa, incluyendo también el calzado, supone uno de los capítulos que más encarece a los padres la vuelta al colegio de sus hijos. Así, en los centros públicos se estima el gasto en ropa en 120 euros en el conjunto nacional, cifra que casi se duplica en el caso de los concertados y que se eleva hasta los 255 euros en los privados.

Asimismo, otro de los factores que encarece la vuelta al cole es el pago de la matrícula, que solo tiene coste en los públicos y que tiene una media de 250 euros. Los libros dependen de la etapa educativa pero este año su coste tiene un incremento del dos por ciento, lo que supone un desembolso medio de 195 euros.

Por su parte, el materia escolar supondrá para los padres 55 euros en los colegios públicos y 130 en los concertados y privados, mientras que el coste de la comida será de 150 euros en uno privado, 120 en concertado y 95 en público, al tiempo que el transporte conllevará un desembolso de alrededor de 121 euros mensuales de media, dependiendo de si el colegio es público (90 euros), concertado (125) o privado (150).