La Confederación de Sindicatos Independientes de Cajas de Ahorro (CSICA) ha advertido del peligro y la amenaza contra la estabilidad financiera en Castilla y León que supone el desacuerdo en las negociaciones para la fusión de Caja España y Caja Duero. “Ambas cajas deben hacer un esfuerzo y acercar posiciones, las negociaciones no pueden truncarse por una lucha de poder”, indicó a Ical el presidente de CSICA nacional, Felix Torquemada, a través de un comunicado.

En este sentido, Torquemada avisa de que “en esta operación de fusión está en juego el futuro de ambas entidades, el futuro de los trabajadores y la estabilidad financiera de toda Castilla y León”. “El actual panorama financiero y la coyuntura económica exige la alianza entre entidades financieras, para fortalecer posiciones en el mercado”, añadió.

Además, CSICA recuerda que ambas cajas “se encuentran en un callejón sin salida, abocadas a entenderse, ya que cualquier otro proyecto de fusión ha demostrado ser inviable”. “Por un lado, dentro de nuestra comunidad autónoma se han estudiado otras vías, otras alianzas que no han conseguido prosperar y por otro, la Junta ya ha expresado su intención de vetar cualquier otro proyecto que pase por la fusión con cajas de fuera de Castilla y León”, mantuvo el dirigente sindical.

Por esta razón, el presidente nacional de CSICA hace un llamamiento al consenso y pide a los dirigentes de ambas cajas que intenten acercar posiciones. “Las negociaciones no pueden romperse, deben avanzar porque ambas cajas no pueden continuar sus proyectos en solitario por la incertidumbre financiera que eso supondría”, aseguró Torquemada quien insiste en que con esta situación “no gana nadie nada”. “Pierde Caja España, pierde Caja Duero, pierden los trabajadores y pierde toda Castilla y León”

Asimismo, el presidente de CSICA nacional espera que la reunión de esta tarde de los dirigentes de ambas cajas con responsables del Banco de España y de la Junta de Castilla y León sea fructífera y se consiga acercar posiciones. “Es la única solución”, concluyó.

 

Herrera: “Mientras yo sea presidente, el sistema financiero de esta Comunidad no se va a desintegrar”

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, aseguró hoy en Salamanca que mientras él siga siendo el máximo responsable de la Comunidad, el sistema financiero de la misma “no se va a desintegrar” y subrayó que la región “no va a recorrer el camino contrario al que están recorriendo otras donde hay una estructura plural de entidades financieras” porque “sería un despropósito”.

En ese línea Herrera, que acudió a Salamanca para inaugurar un centro de salud, consideró poco apropiado “que priváramos a los ciudadanos, a las familias y a las empresas de Castilla y León del músculo, de la sustancia, de las formulas y de las respuestas financieras que se necesitan para sacar adelante sus proyectos individuales, empresariales y el proyecto común de la Comunidad Autónoma”.

Pese a la ruptura de la negociación entre Caja España y Caja Duero para llevar a cabo un proceso de fusión, Herrera dijo tener “absoluta confianza” en los responsables de las dos entidades financieras y elogió su disponibilidad para seguir analizando la situación con los responsables del Banco de España.

“Tengo confianza en que con la mediación del Banco de España y la ayuda de la Junta el proceso concluya de forma positiva”, afirmó Herrera para quien “sería inexplicable haber estado trabajando un año en algo necesario y que, al final, por asuntos importantes pero no por el fondo de la cuestión, esa formula fracasara”.

El presidente de la Junta aseguró que el proceso de fortalecimiento y alianza “es necesario para ambas entidades y para lo que representan en Salamanca, León y en la Comunidad”.

Para Juan Vicente Herrera “hablar de fracaso no se corresponde con una realidad que nadie dijo que fuera fácil pero que es voluntad de todos que dé resultados positivos y mi optimismo se basa en que los representantes de ambas entidades continúan trabajando”.

A juicio del responsable del ejecutivo regional, la clave para que el sistema financiero de Castilla y León se refuerce radica en “integrar primero para dar buen servicio y ser fuertes también de cara al exterior”.

Por último, Herrera precisó que los responsables de Caja Duero y Caja España deberán dar explicaciones a sus trabajadores e impositores, a los ciudadanos e incluso a la Administración aunque “la autoridad financiera de este país, que es el Banco de España, tiene las ideas muy claras de lo que se puede y no se puede hacer”.

 

En el PSOE

Óscar López, se mostró hoy prudente ante la falta de acuerdos entre Caja España y Caja Duero para lograr un a fusión, ya que, dijo, que es necesario esperar a la reunión con el Banco de España.

En una rueda de prensa celebrada en Segovia, López afirmó que no es momento de hacer pronunciamientos “sino de esperar para poder evaluar”. En este sentido señaló que las fusiones no resultan fáciles pero insistió en que es “importante que esta Comunidad pueda tener la séptima caja de ahorros más importante de España” a través de esa fusión.