Un viernes más, los trabajadores públicos de Segovia se han manifestado en diferentes puntos de la ciudad contra los recortes del Gobierno central. La Plataforma Sindical para la Defensa de los Empleados Públicos ha protagonizado la concentración de este último “viernes negro” en el Hospital General de la ciudad, uniéndose con los trabajadores del centro hospitalario convocados por el Sindicato de Enfermería SATSE entre las 11:00 y las 11:30 horas.

“Nos hemos manifestado un viernes más para criticar la dictadura a la que estamos sometidos. El Gobierno tendrá legitimidad electoral, pero no legitimidad moral para hacer lo que está haciendo”, ha asegurado José Isern Pastor, presidente provincial de CSIF Segovia en declaraciones a Segoviaudaz.es.

En esta jornada, las protestas se han centrado principalmente en los recortes acometidos en materia sanitaria, sin dejar de lado las críticas por la situación laboral de los trabajadores públicos. “Tenemos penalizaciones del 30% del salario por ponernos malos. Dependiendo del número de días que estemos de baja podemos llegar a perder hasta el 60%”, ha indicado Isern, afirmando que “se han perdido los derechos laborales que se habían ganado durante los últimos 40 años”.

Las concentraciones de esta Plataforma son itinerantes, y durante los próximos “viernes negros”, los trabajadores públicos se manifestarán frente al Ayuntamiento, el cuartel de la Guardia Civil y la Delegación de Enseñanza.

Por su parte, el personal sanitario del Hospital General de Segovia se ha manifestado a las puertas del complejo hospitalario, convocados por el Sindicato de Enfermería SATSE, que anima a estos trabajadores a seguir haciéndolo los sucesivos viernes ya que considera que «es intolerable que muchas de las medidas de ajuste que están realizando tanto los Gobiernos central y autonómico tengan que recaer en los profesionales sanitarios, sin tener en cuenta el desgaste profesional, laboral y personal que los mismos están sufriendo».