El Juzgado número 5 de Segovia condenó a una ciudadana madrileña por abandonar el 6 de mayo de 2008 a su perra de raza rottweiler y seis años de edad en un carretera de la provincia. El animal fue recogido por una trabajadora de ‘El Refugio’, un albergue situado en la localidad de El Espinar, trasladado al Centro Veterinario de Madrid donde se le prestó asistencia debido al “mal estado” en el que se encontraba.

La cartilla también fue encontrada, lo que permitió identificar con microchip a la propietaria. La organización proteccionista envió un telegrama a la dueña para informarle de la situación de la perra y de su grave estado sin que ésta contestara, ni se hiciera cargo del animal. Por ello, ‘El Refugio’ presento una denuncia por abandono en el Juzgado de Segovia. La sentencia dictada recoge que “la perra fue abandonada por la denunciada en condiciones de peligro para su vida o su integridad, pues se dejó al lado de una carretera con transito de vehículos y, de hecho, estuvo a punto de ser atropellada”.

“Se considera a la denunciada autora del abandono del animal por que ella era la propietaria, según la cartilla sanitaria y el microchip, y nada hizo por recuperar a la perra después de que ‘El Refugio’ le comunicará su estancia en el Centro de acogida”, añade el auto. El presidente del centro, Ignacio Paunero, aseguró que se trata de primera vez que se condena por abandono a alguien que deja a su perro abandonado en las inmediaciones de un albergue. “Esta sentencia es un paso adelante en la protección animal y nos anima a seguir denunciando”, manifestó. Actualmente, la organización stá inmersaen cerca de 100 procedimientos penales, civiles y administrativos en diferentes comunidades autónomas.

 

Tendrá que pagar casi 3.000€

La condenada tendrá que pagar una multa de seis euros durante 20 días (120 euros), así como indemnizar a la organización denunciante con la cantidad de 2.686,5€ por los cuidados prestados al animal, que ya ha sido adoptado por una nueva familia.

Cabe recordar que ‘El Refugio’ es una organización sin ánimo de lucro, cuyas actividades principales son la prevención y denuncia del abandono y maltrato de los animales, la gestión de su centro de adopción de animales abandonados y la realización de campañas de divulgación y concienciación. Para realizar estas actividades cuentan únicamente con las aportaciones de sus socios.