La celebración de los ‘5 días de El Dorado’ cerraron con éxito este año una actividad en la que, por sexto año consecutivo, los restaurantes de la Asociación para la Promoción del Cochinillo de Segovia (Procose) ofrecieron la ración del alimento estrella de la ciudad a mitad de precio.

Las cifras de consumo se multiplicaron por cinco, de modo que se vendieron un millar de cochinillos entre el 6 y el 10 de febrero, período en el que se han celebrado las jornadas, frente a los 200 que se venden en el mismo período en fechas normales.

El presidente de Procose, José María Ruiz, destacó el éxito de esta actividad, aunque reconoció que la cifra de consumo haya descendido mínimamente respecto a 2011, que se situó en los 1.200 cochinillos. Lo achacó a las bajas temperaturas y a los problemas con la nieve durante los primeros días de la semana, que incluso obligaron a cortar alguna de las vías principales de acceso desde Madrid, una de las capitales de origen de las personas que llegan de fuera. Sin embargo, según Ruiz, los segovianos se volcaron una vez más en esta actividad.

Del conjunto de los 32 restaurantes participantes, además de los segovianos, esta promoción también se ofreció en tres de Madrid, dos en la capital y uno en el ámbito de la Comunidad, donde comienza a popularizarse. Por ejemplo, el restaurante El Senador, que dirige Ángel Gutiérrez, ha sido objeto de varios reportajes difundidos en tres programas diferentes de la cadena autonómica Telemadrid, una repercusión que también se registra en los medios nacionales, regionales y locales, que se vienen sumando desde Segovia a la campaña de promoción del popular cochinillo asado.

José María Ruiz subrayó la importancia de la edición de este año en cuanto a que, junto al deleite de degustar el producto en la mesa, el programa de los ‘5 días de El Dorado’ se haya reforzado con actividades culturales, por lo que se le ha venido en llamar ‘Cultura y cochinillo’. Así, los comensales pudieron participar de visitas guiadas a una exposición de imágenes que muestran la transformación física y social de la Plaza Mayor, gracias a una iniciativa del Museo Rodera Robles. Asimismo, se sirvieron de audioguías en la oficina de Recepción de Visitantes. Y, con la colaboración de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, se celebraron conferencias de Francisco López Canís, editor, presidente del Grupo Gourmets y del Salón Internacional del Club de Gourmets; y del doctor en Historia del Arte Rafael Ruiz Alonso, que habló sobre la cultura del cochinillo.