Ni la nieve ni el granizo han sido inconvenientes para que más de medio millar de personas se manifestaran frente la sede central de Bankia reclamando una vez más la parada del ERE de una entidad “que no ha movido un ápice de su postura”. Así lo señaló el portavoz de Comfia en Segovia, José Antonio Martinsanz, quien explicó que están dispuestos a llevar la postura de “mala fe” de la empresa ante los tribunales para que dieran por nulo el plan de viabilidad.

“La empresa no tiene intención real de llegar a un acuerdo y cada vez que se reúnen con nosotros nos presenta una maldad nueva”, señaló Martinsanz para rechazar además que Bankia haya propuesto la formación de trabajadores despedidos para que encuentren un nuevo puesto de empleo trabajo más fácilmente.

La concentración, que partió del edificio sindical recorrió la avenida Fernández Ladreda hasta llegar al Acueducto segoviano, en dónde, los pitidos y los gritos de protesta se hicieron más ensordecedores. «Ayudas a los banqueros=despidos a las personas. No al ERE en Bankia», rezaba la pancarta que iniciaba el recorrido. Junto a esta consigna pudieron escucharse otras nuevas como «Aquí estamos, nosotros negociamos» o ya tradicionales como «Aquí está cueva de Alí Babá».

Una vez finalizado el recorrido frente a la sede de Bankia, que cerró sus puertas antes de la concentración, el representante de Comfia explicó que el calendario de movilizaciones continuará el próximo miércoles día 30 de enero cuando se convoque un nuevo paro entre las 12:00 y las 13:00 horas. Además, al parón total previsto para el día 6 de febrero, se sumarán nuevos paros parciales los días 4 y 5 del mismo mes.