La Policía de Segovia detuvo cinco hombres como presuntos autores de robos cometidos en viviendas, tráfico de drogas y receptación de objetos robados a través de una tienda de compra venta de metales preciosos.

Los detenidos son cinco hombres con edades comprendidas entre los 20 y lo 40 años y con iniciales M.M.Z., M.P.S., R.H.S., A.A.M., y L.G.M.M.. Tres de ellos son españoles, uno tiene nacionalidad colombiana y un quinto es originario de Polonia y nacionalizado en España.

La detención, forma parte de la operación ‘Mongui’, y se produce después de que dos de los detenidos realizaran hasta siete robos en viviendas habitadas, seis en el barrio de San Lorenzo y otro en una vivienda de La Lastrilla, en las que sustrajeron diversas joyas, dinero en efectivo y aparatos electrónicos, entre otros efectos. Algunos de estos objetos han sido reconocidos ya por sus propietarios.

Para acceder a las viviendas, los autores forzaban puertas o ventanas y en dos de ellas llegaron a sustraer los vehículos que los propietarios tenían estacionados en el garaje, en los que trasladaron los efectos sustraídos. 

Algunas de las joyas robadas se enajenaban en establecimientos de compraventa de Segovia o Madrid. Uno de los detenidos regentaba un establecimiento de metales preciosos en Segovia y se encargaba presuntamente de recoger los efectos para su posterior venta. Finalmente, otros dos individuos fueron detenidos por receptación tráfico de estupefacientes, al cambiar parte de los objetos robados por droga.

Tras practicar las detenciones, los agentes solicitaron autorización del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Segovia para realizar registros en los domicilios de los detenidos en los que fueron intervenidos joyas y efectos (televisores, consolas u ordenadores), presuntamente de procedencia ilícita, así como cierta cantidad de sustancias estupefacientes, entre las que se encontraba ‘Speed’, marihuana, setas alucinógenas y sustancias y efectos utilizados para el corte de la droga. 

Los detenidos, que ya contaban con antecedentes policiales, fueron puestos a disposición judicial.