Comisiones Obreras ha reclamado a la Junta información sobre la vacunación de los profesionales de la enseñanza en la Comunidad y ha acusado a la Consejería de Sanidad de demorar el proceso.

En un comunicado del sindicato recogido por Ical, se asegura que Castilla y León “vuelve a estar a la cola en la protección contra el COVID de sus trabajadores del ámbito educativo” y se resalta la importante labor que desempeñan, “ya que han demostrado ser un colectivo indispensable, no solo desde el punto de vista educativo, sino también clave en la conciliación familiar y la buena marcha de la economía”.

Además, asegura que los profesionales se encuentran “desorientados” y “hartos de verse a la cola con respecto a sus colegas” de otras comunidades.

Por último, se critica que la Junta “nunca se ha caracterizado por su agilidad en medidas rápidas y efectivas contra la pandemia y, llegado el momento crucial de la vacunación, solo constatamos retraso, falta de información, desorganización y, en consecuencia, hastío y enfado en el sector educativo”.