Las infracciones registradas durante el último año por la Guardia Civil y la Policía Nacional sitúan a Castilla y León como “una comunidad segura para vivir, invertir y disfrutar”. Así lo señaló hoy el delegado del Gobierno en la Comunidad, Ramiro Ruiz Medrano, quien aseguró que en el último ejercicio ha existido una “delincuencia contenida”.

Durante la rueda de prensa posterior a la Comisión Territorial de Asistencia al delegado del Gobierno celebrada en Segovia a la que asistieron los nueve subdelegados del Gobierno en las provincias de la Comunidad, Ruiz Medrano explicó que las infracciones registradas por la Guardia Civil, experimentaron un leve incremento del 0,9 por ciento respecto al año anterior. En concreto entre los primeros seis meses de 2011 se registraron un total de 22.645 infracciones mientras que en el mismo periodo de 2012 , un total de 22.849. Por el contrario el número de sanciones registradas por la Policía Nacional en Castilla y León, descendió un 0,88 por ciento durante el último año. Según los datos ofrecidos por el delegado del Gobierno, en 2011 se contabilizaron 31.122 infracciones mientras que en 2011, la cifra descendió hasta las 30.847.

Acompañado de la subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz García, Ruiz Medrano, mostró su plena confianza en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, de los que destacó que “están comprometidos con todos”.