El dirigente popular Ángel Carromero obtendrá el tercer grado este viernes, conforme a las previsiones de Instituciones Penitenciarias. Así lo desveló la institución que recibirá en las próximas horas el informe favorable emitido por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de Segovia, reunida este jueves, y que considera que Carromero reúne todos los requisitos legales para ello. Fuentes de la Instituciones Penitenciarias confirmaron a Ical que, tras la recepción de este informe, será su Secretaría General de Instituciones Penitenciaras la que deba otorgar el tercer grado al joven político, condenado a cuatro años en Cuba por homicidio imprudente, y que el 29 de diciembre llegó a España para acabar de cumplir esta pena en virtud de un convenio bilateral entre ambos país. Tras la evaluación del informe de la prisión segoviana, en base a las previsiones de Instituciones Penitenciarias, Carromero obtendría el tercer grado de forma casi inmediata, previsiblemente el viernes, por lo que en menos de 48 podrá abandonar la prisión segoviana en régimen de tercer grado, pudiendo pernoctar en su casa en Madrid durante el fin de semana.

El vicepresidente de Nuevas Generaciones del Partido Popular de Madrid fue acusado por el accidente que el pasado 22 de julio costó la vida Oswaldo Payá y Harold Cepero, dos importantes disidentes del régimen en un siniestro en el que también se vio involucrado el político de nacionalidad sueca Jens Aron Modig, absuelto en el proceso judicial cubano.

Una vez en España, Carromero ingresó en la prisión de Perogordo, en Segovia, donde ha recibido la visita de importantes dirigentes del Partido Popular, como la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, quien insistió en la importancia de conceder el tercer grado a Carromero con la mayor brevedad así como de iniciar una investigación internacional que permita esclarecer lo ocurrido. Agruirre, que definió el sufrimiento de Carromero en la cárcel cubana, donde estaba sujeto a una vía, como «una tortura» agradeció las gestiones del Gobierno para hacer posible su traslado a España.

Carromero, trabajaba como asesor de la Junta municipal de Distrito de Moratalaz del Ayuntamiento de Madrid antes del accidente, una institución que ya ha anunciado que devolverá su puesto de trabajo al ser compatible con la clasificación de tercer grado.