El exministro de Trabajo del PSOE y actual presidente de la Fundación Ideas, Jesús Caldera, afirmó hoy en Segovia que los Servicios Sociales crearán en diez años alrededor de 300.000 puestos de trabajo, justificando de esta manera las inversiones en la materia así como la continuidad de la actual Ley de Dependencia. “Los Servicios Sociales no son un gasto, son una inversión. La última encuesta de población activa refleja que habría más parados si no se hubiera aprobada la Ley de Dependencia”, insistió.

Caldera explicó que la inversión en esta área revierte en beneficios para las administraciones públicas. “De cada euro que se invierte en servicios sociales, 0,7 céntimos vuelven a las administraciones, bien vía cotizaciones en la Seguridad Social, o bien, vía impuestos”.

En este sentido, señaló que la financiación para el desarrollo de las prescripciones de la Ley de la Dependencia debe obtenerse a través de la aplicación de impuestos especiales “a la banca y a las grandes fortunas, así como al alcohol y al tabaco, sin necesidad de realizar recortes en otras prestaciones”.

El exministro de Trabajo, que estuvo acompañado por el secretario provincial del PSOE, Juan Luis Gordo, hizo hincapié en que el gasto social “no es un dinero improductivo como aseguran los conservadores, sino que genera empleo directo e indirecto”. Además, señaló que el envejecimiento de la población y la incorporación de la mujer al mercado laboral son “razones más que suficientes para pensar en aumentar las inversiones en esta materia”.

En materia laboral, Jesús Caldera apostó, por otro lado, por un pacto nacional para un mejor uso del tiempo, mediante una jornada continuada de los horarios de trabajo, y por un aumento de los permisos para el cuidado de niños y de personas mayores, que serían cubiertos por la Seguridad Social, al igual que ya existe en países como Francia.

Caldera expuso en Segovia los compromisos concretos de su partido ante las próximas elecciones generales en materia de servicios sociales, que se resumen en el lema: “Preparar más que reparar”. Así, el PSOE aboga por la aplicación de la Ley de Dependencia tal y como está, la potenciación de la prestación de servicios sociales, un marco de financiación estable, garantizar un amplio abanico de servicios, y apoyo a los profesionales del sector.

 

Dentro del área social, aunque enmarcado en el apartado de menores, Jesús Caldera se comprometió a que el PSOE aprobará la Ley de la infancia, contra la pobreza, la violencia y la explotación infantil, y abogó, además, por una hora más al día de clase en la escuela pública.