Caja Segovia ha recordado que todos los miembros del Consejo de Administración han hecho públicas las retribuciones recibidas este año, cumpliendo así la circular del Banco de España que pide a las entidades que han recibido ayudas del FROB que publiquen las cantidades percibidas.

En un comunicado de prensa publicado para aclarar las críticas lanzadas por algunos partidos políticos, la entidad de ahorro indica que ninguno de sus consejeros se ha negado a facilitar los datos personales. Y explica que tres de ellos, representantes del PP, del PSOE y de CCOO, no lo hicieron “debido a la perentoriedad con que se requirió la autorización de cada uno de los consejeros, obligatoria según la norma de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD)».

En concreto, los tres «habían cesado durante el año 2011, lo que originó la imposibilidad de conseguir su autorización en el tiempo adecuado», y subraya que no consta que hayan “negado a dar autorización a publicar los datos sobre sus retribuciones, sino que no se ha podido contactar con ellos para recabar su pertinente autorización».

En el comunicado también explica que el presidente de la entidad, Atilano Soto, niega “rotundamente” que esté recibiendo algún tipo de remuneración de la empresa Ebro Agrícola Alimentación, empresa con la que no mantiene relación alguna hay ni Caja Segovia ni su presidente. Y respecto a la regional Madrigal Participaciones, o la segoviana Faisanera Golf, “entidades de las que Soto es administrador temporal” no recibe remuneración alguna, ni tampoco aportaciones a planes de ahorros o de pensiones.

Por último aclara que este tipo de información consta en los organismos correspondientes con el desglose requerido y estarán disponibles en la página web de Caja Segovia con la presentación de los informes anuales que corresponda.