El Consejo de Administración de Caja Segovia autorizó de nuevo a su presidente y su director general, Atilano Soto Rábanos y Manuel Escribano, respectivamente, a “explorar las distintas alternativas existentes de procesos de integración con otras cajas”.
Así lo decidieron los miembros de este órgano en su reunión ordinaria, en la que no estaba programado abordar el asunto de fusiones o integraciones.

Sin embargo, “ante los escenarios planteados en los procesos de consolidación de cajas”, la entidad de ahorro segoviana optó por manifestar su posición una vez que Caja Burgos se desligara de la fusión que se había anunciado con Caja Duero y Caja España.

En un comunicado de Caja Segovia, aprobado al parecer por unanimidad, el Consejo de Administración tampoco aclaró si entre las posibles integraciones o alianzas con otras entidades se ciñe a las de la Comunidad, o se amplía a otras regiones. No obstante, les insta a preservar “en todo caso los criterios de independencia y profesionalidad en las posibles negociaciones”, según informó la entidad financiera en un comunicado.

Previamente al Consejo, su presidente, Atilano Soto, sólo indicó que Caja Segovia se mantiene “en situación expectante, tanto del resto de las cajas como de la administración pública para continuar con el proceso”, sin descartar ninguna posibilidad. Agregó también que la “prudencia” y la “lealtad” a las decisiones de la Junta de Castilla y León presidirán en cualquier caso cualquier decisión.