Caja Segovia estudia emprender acciones jurídicas contra las personas y grupos que han realizado manifestaciones asegurando que los directivos recibirán grandes cantidades de dinero con motivo de retribuciones, «en defensa del honor de las personas a quien se dirigen las acusaciones», como señalan a través de un comunicado. La entidad desmiente rotundamente estas manifestaciones por incurrir en «una absoluta falta de la verdad posiblemente inspirada en la falta de responsabilidad social de quien lo hace y porque vulnera, en su caso, las más elementales normas sobre protección de datos», añaden.

Caja Segovia asegura que mediante esta falta de la verdad y el abuso de la tutela judicial se está pretendiendo desarrollar una conducta de carácter antisocial, de la que señalan, está propiciada por el momento electoral para «la obtención de un beneficio propio derivado del ámbito y contexto en que se materializa».

Consecuentemente con todo ello, señalan, desde la entidad se ha encargado el estudio de las acciones judiciales que procedan, en defensa del honor de las personas a quienes se dirigen las acusaciones «y de la acreditación y buena fama de la Caja de Ahorros de Segovia así como de la honorabilidad de sus Órganos de Gobierno», finalizan.