Caja Segovia espera obtener un beneficio de unos 26 millones de euros el próximo año, tal y como se puso de manifiesto en la Asamblea General en la que se aprobaron las cuentas de la entidad, se dio luz verde al Plan de actuaciones para 2011 y a la modificación de sus estatutos para adaptarlos a la nueva Ley de Cajas.

Según el Plan Operativo Anual para 2011, la entidad prevé un “moderado crecimiento” en recursos ajenos de clientes en su red comercial, pero estima que mejorará la posición de liquidez en los mercados mayoristas.

Al final del ejercicio, espera alcanzar los 3.230 millones de euros en depósitos de clientes minoristas y 4.075 millones de euros en crédito a la clientela. Durante el año 2011 prevé generar un beneficio antes de la mutualización de resultados en torno a 26 millones de euros.

Dado el panorama económico, las previsiones de la entidad apuntan a un “leve decrecimiento de la inversión crediticia, si bien con un posicionamiento claro en los segmentos de pequeñas y medianas empresas y particulares de Segovia”.

En el informe leído por el director general, Manuel Escribano, se contempla la contención de la morosidad y el impulso de la política de recuperaciones; la estimulación de las ventas de inmovilizado por adquisición o adjudicación de impagos; así como la puesta en marcha del Plan de Integración y obtención de sinergias y mejoras de eficiencia.

Asimismo, continuará el “apoyo al desarrollo social, económico y demográfico en la provincia de Segovia, a través de la Obra Social y Cultural”. Respecto a la Obra Social y Cultural para 2011, este departamento contará con un presupuesto de casi siete millones de euros y sus actividades más relevantes serán la apertura de un nuevo centro Sí@ de acceso a las nuevas tecnologías, las ayudas a la creación de empresas, o la programación de nuevas actividades culturales en el Torreón de Lozoya.

 

Nuevo SIP

En la sesión ordinaria se informó a los consejeros generales del proceso de integración de en el Sistema Institucional de Protección de Solvencia (SIP) liderado por Caja Madrid con otras seis cajas. El presidente de Caja Segovia, Atilano Soto, informó de la reciente autorización por parte de la Junta de Castilla y León del proyecto de integración, atendiendo al acuerdo de la Asamblea General de Caja Segovia adoptado el pasado 14 de septiembre. Con la autorización de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, además del visto bueno de la Comisión Nacional de la Competencia, el SIP mantiene sus previsiones de estar operativo en enero de 2011, según dijo.

La Asamblea General aprobó la adaptación de los Estatutos de la entidad a lo previsto en el Decreto Ley 2/2010, de 2 de septiembre, de modificación del Texto Refundido de la Ley de Cajas de Ahorros de Castilla y León, aprobado por Decreto Legislativo 1/2005, de 21 de junio. En ellos se modifican las condiciones que deben tener los cargos directivos y representativos de la entidad, así como los niveles de presencia de los diferentes grupos que optan a las elecciones de forma periódica.